López Obrador desaprueba al nuevo presidente del Tribunal Electoral e insiste en su reforma

El presidente llama a que todos los magistrados renuncien por su “conducta inmoral” y cita un tuit falso de Reyes para demostrar el “el nivel” de los jueces

Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia matutina del día de hoy.
Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia matutina del día de hoy.Daniel Augusto (CUARTOSCURO)

La crisis en el Tribunal Electoral ha escalado este jueves tras las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. En rueda de prensa, el mandatario ha desaprobado a Reyes Rodríguez, el próximo presidente elegido para sustituir a José Luis Vargas, que fue cesado por vulnerar los “principios y deberes” propios de su cargo y cometer “abusos” durante su gestión. “Resulta que el presidente que eligieron en una ocasión me insultó. Y lo comento para probar las características de las personas que ocupan estos cargos tan importantes, el nivel moral de los jueces”, ha sentenciado el presidente, quien considera que un órgano clave para la democracia mexicana debería reformarse, empezando por la dimisión de todos los magistrados. El tuit proyectado durante la mañanera fue un montaje y Rodríguez denunció en su momento el hackeo de su cuenta.

Tras la destitución de Vargas por varios escándalos de confianza y la reapertura de la investigación por el aumento exponencial de sus ingresos desde 2013, la opinión del presidente sobre la nueva cabeza del Titular Electoral no se ha hecho esperar. López Obrador, quien ha cargado en numerosas ocasiones contra el organismo, ha calificado la decisión de “grave” y de atentado a la democracia. “Amerita que haya una reforma constitucional para limpiar los dos organismos, el INE y el tribunal”, ha agregado en el Palacio Nacional.

Más información

El presidente ya había emprendido una cruzada contra ambas autoridades electorales, una batalla personal que se recrudeció cuando el INE suspendió las candidaturas de Félix Salgado Macedonio en Guerrero —acusado de violación— y de Raúl Morón en Michoacán por no justificar sus gastos de campaña. “¿Qué pasó?, ¿quién los hizo cambiar de parecer?, ¿por qué esa contradicción?”, ha increpado el presidente.

En esta ocasión, la disputa es con el hombre que tomará el relevo de Vargas: Reyes Rodríguez. El mandatario proyectó en la rueda de prensa un tuit falso que se escribió desde la cuenta de Rodríguez del pasado octubre. “Ojalá ya se muera ese viejo culero de Palacio Nacional”, se leía. “Lo comento para probar las características de las personas que ocupan estos cargos tan importantes, el nivel moral de los jueces, de magistrados electorales”, ha subrayado López Obrador quien considera que ambos organismos son una herencia del “antiguo régimen autoritario, corrupto”. Rodríguez ha recordado que denunció ese mes que su cuenta fue hackeada. “Fue un montaje para desacreditar mi labor en el TEPJF y a mi persona. Reitero mi profundo respeto a la persona y a la investidura del Presidente de la República”, ha escrito en su perfil de Twitter.

Los escándalos y crisis internas que ha sufrido la autoridad electoral en los últimos meses culminan con esta decisión para el presidente. El organismo que traza los equilibrios políticos con sus decisiones sobre candidatos, partidos y financiaciones, se ha visto empujado a relevar a su actual presidente por las dudas sobre su independencia, por las acusaciones de decisiones arbitrarias y por el caso de presunto enriquecimiento ilícito que investiga la Unidad de Inteligencia Financiera. La destitución de Vargas ha sido la última mecha que alimenta el discurso del presidente para reformar al INE y al Tribunal Electoral. “Y, luego, lo que cuestan, ganan como dos, tres veces más que yo y están colmados de atenciones, de privilegios”, ha destacado.

Para ello, el mandatario ha propuesto que todos los magistrados integrantes del Tribunal Electoral renuncien en masa. “Por dignidad, por respeto a los ciudadanos, no pueden mantener esa conducta ¿no?, completamente inmoral, una autoridad electoral así, imagínense”, ha recalcado. De momento, Vargas se resiste a abandonar su puesto que tenía vigencia hasta 2023 y defenderá en una sesión esta tarde que se impugne la decisión de sus colegas que impulsaron su destitución: Janine Otálora, Reyes Rodríguez, Felipe de la Mata, Felipe Fuentes e Indalfer Infante.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción