Kamala Harris le dice a López Obrador que EE UU está comprometido a enviarle más vacunas a México

La vicepresidenta estadounidense y el presidente mexicano hablaron también de migración y de la reapertura de la frontera. Por el momento no han anunciado acuerdos concretos al respecto

El canciller mexicana Marcelo Ebrard y el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conversación telefónica con la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris.
El canciller mexicana Marcelo Ebrard y el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conversación telefónica con la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris.MEXICO'S PRESIDENCY (Reuters)

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, le dijo este lunes al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que su país está comprometido a seguir enviándole vacunas para completar los esquemas de vacunación de los mexicanos, si bien ninguna de las partes adelantó si ha habido algún acuerdo concreto al respecto. Según un comunicado emitido por la Casa Blanca tras una conversación telefónica entre ambos, en la llamada también hablaron de migración y de cómo combatir las causas que expulsan a cientos de miles de centroamericanos que ponen rumbo a EE UU cada año.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el presidente López Obrador aseguró que la conversación se produjo “en buenos términos” y dijo que también habían hablado de la “reapertura completa” de la frontera para la reactivación de la economía, un tema prioritario en las conversaciones binacionales para México que no menciona el comunicado de Harris y para el que por el momento no se ha puesto fecha. “Mañana informaremos con más precisión, pero adelantamos que el diálogo fue para bien”, añadió el mandatario mexicano en otro tuit.

La frontera terrestre entre México y Estados Unidos está cerrada a actividades no esenciales desde marzo de 2020 por motivo de la pandemia, una decisión que ha golpeado a la economía de ambas naciones, especialmente de las localidades fronterizas. En junio, con motivo de la visita de la vicepresidenta Harris a México, las autoridades de este país se mostraron ilusionadas con que la aceleración de la vacunación en los municipios de la frontera norte gracias a la donación de más de un millón de dosis por parte de Washington igualara las tasas de vacunación de ambos lados y facilitara la pronta reanudación de actividades cotidianas. De hecho, las autoridades mexicanas estimaban entonces que la reapertura podría producirse en julio.

Más noticias

Pero Washington, que ve con temor cómo los casos de coronavirus suben en EE UU ante el avance de la variante delta y las dificultades para convencer a buena parte de su población para que se pongan las vacunas de las que disponen, no ha hablado en ningún momento de fechas para levantar la medida, que por el momento se mantiene vigente hasta el 21 de agosto.

En junio pasado, durante una visita a la ciudad fronteriza de El Paso, el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas, reconoció que se trataba de un tema sensible y con importantes repercusiones económicas, pero dijo que la decisión final sobre cuándo reabrir se basaría en “los datos científicos de los Centros de control de Enfermedades”.

México espera la llegada de más vacunas

“El presidente López Obrador agradeció a Estados Unidos por la asistencia para combatir la pandemia de la covid-19, incluyendo los más de cuatro millones de vacunas que se les ha enviado”, se limita a señalar el comunicado emitido por la Casa Blanca tras el encuentro de este lunes, en el que se lee que Harris le dijo al presidente mexicano que su país estaba “comprometido a enviar dosis adicionales de la vacuna a México”.

Según informó la agencia Bloomberg, ambos países están negociando el envío a México de nuevas dosis de las vacunas Moderna y AstraZeneca en los próximos días, pero esta información no ha sido confirmada por el momento de manera oficial. En la mañana de este lunes, antes de la conversación con Harris, López Obrador dijo que su país estaba pendiente de recibir más dosis de Washington como parte de un acuerdo que preveía la donación de 3,5 millones de vacunas y que no se había podido cumplir en su totalidad por retrasos burocráticos para la aprobación por las autoridades sanitarias mexicanas del fármaco de Moderna, algo que achacó a que esa farmacéutica no entregó toda la documentación necesaria.

“Ya en el Gobierno de Estados Unidos se convino que nos podrían entregar vacunas Pfizer o de cualquier otra farmacéutica, ya esto está resuelto y espero que hoy tengamos noticias”, adelantó en el presidente mexicano por la mañana. Sin embargo, después de la conversación telefónica ha habido silencio por las dos partes al respecto. Habrá que esperar a este martes para conocer más detalles como ha prometido el presidente mexicano.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción