La ONU señala a EE UU por la devolución de migrantes en avión al sur de México

Las agencias que forman parte de la organización de naciones advierten de que el aumento del flujo de solicitantes de asilo expulsados por el Título 42 pone a prueba la capacidad de la respuesta humanitaria y eleva el riesgo de contagio de covid-19 en las fronteras

Un migrante hondureño y su hijo esperan este martes a cruzar el puente en Tuxtla Chico, al sur de México, tras ser expulsados de EE UU bajo el Título 42.
Un migrante hondureño y su hijo esperan este martes a cruzar el puente en Tuxtla Chico, al sur de México, tras ser expulsados de EE UU bajo el Título 42.JOSE TORRES (Reuters)

La crisis migratoria acelerada por la atractiva recuperación económica de EE UU preocupa a las Naciones Unidas. Las oficinas en México de la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONUDH), ONU Mujeres y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han reprendido este miércoles al Gobierno de Joe Biden por las deportaciones de migrantes en avión hacia el sur de México, una práctica extendida gracias al pretexto de la orden de salud pública a causa de la covid-19. “Las familias a bordo de esos vuelos que puedan tener necesidades urgentes de protección corren el riesgo de ser devueltas a los mismos peligros de los que han huido en sus países de origen en Centroamérica”, han denunciado en un comunicado conjunto.

Estados Unidos ha registrado 1,2 millones de arrestos de inmigrantes irregulares desde el pasado octubre, mientras que México ha contabilizado que en los primeros siete meses de 2021 recibió una cifra récord de 64.378 solicitudes de asilo. Las autoridades estadounidenses están respondiendo a la ola de migración con devoluciones “en caliente” de ciudadanos no mexicanos al interior de México en avión sin evaluar las necesidades de cada individuo. Estos vuelos “constituyen una nueva y preocupante dimensión en la aplicación de la orden de salud pública relacionada con la covid-19″, conocida como Título 42.

Más información
Los desplazados forzosos en el mundo alcanzan por primera vez los 82,4 millones
La pandemia se ceba con los refugiados

La orden estadounidense ha levantado ampollas entre EE UU y México, ya que permite la deportación inmediata sin trámite alguno de migrantes a través de una excepción de la ley. Ha sido utilizada en el contexto de la pandemia para evitar los trámites de asilo de las personas que atraviesan la frontera de forma irregular. Las agencias de ayuda humanitaria han insistido en que esta práctica priva a los migrantes de que se estudien sus necesidades para obtener el asilo por razones sociales, políticas o de seguridad. Además, aumenta el riesgo de convertirse en una práctica generalizada de devoluciones en cadena por parte de diferentes países y contraviene el derecho internacional y los principios humanitarios de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

La ONU denuncia que las consecuencias de esta práctica en EE UU pondrán a prueba la “ya sobrecargada capacidad de respuesta humanitaria” en el sur de México y norte de Guatemala. También elevará el riesgo de contagio de covid-19 en las fronteras en un momento álgido de la pandemia en todo el continente. La aplicación del Título 42 pone en jaque a las medidas en marcha para repartir la responsabilidad entre los países de la región para abordar las causas profundas del desplazamiento forzado y de la migración. Como alternativa, proponen la realización de pruebas de salud sistemáticas, exámenes y medidas de cuarentena para proteger la salud pública de EE UU sin sacrificar “el derecho humano de solicitar asilo”.

Una de las principales promesas de la Administración de Joe Biden nada más llegar a la Casa Blanca fue la de detener la política migratoria del expresidente Donald Trump, que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México sus audiencias en los tribunales de inmigración estadounidenses. De momento, la aplicación del Título 42 sigue en pie, el mensaje de la vicepresidenta Kamala Harris a Centroamérica para que no se planteen emigrar a EE UU no ha surtido efecto y 2021 se encamina a ser el año con más detenciones de migrantes en situación irregular desde el inicio del siglo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS