Ricardo Anaya: “López Obrador me quiere meter a la cárcel”

El excandidato presidencial del PAN, investigado por presuntos delitos de corrupción, ha anunciado que saldrá del país. López Obrador le pide que si es inocente “no se ampare ni huya”

Ricardo Anaya en un fragmento del video difundido en sus redes sociales.
Ricardo Anaya en un fragmento del video difundido en sus redes sociales.

El que fuera candidato presidencial en las elecciones de 2018 y posible aspirante de nuevo a las de 2024 por el conservador PAN, Ricardo Anaya, se ha defendido en un vídeo a través de su cuenta de Twitter este sábado sobre las investigaciones por corrupción que pesan en su contra. “López Obrador me quiere meter a la cárcel”, ha señalado. Desde hace un año, la Fiscalía General de la República (FGR) busca un posible delito de sobornos detrás de Anaya y una decena de funcionarios públicos, acusados por el presunto cabecilla de la rama mexicana del ‘caso Odebrecht’, el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, detenido y convertido en un testigo colaborador clave de esta Administración. Anaya ha denunciado que se trata de una estrategia para eliminarlo de cara a las próximas presidenciales y ha anunciado que saldrá del país.

Por su parte, unas horas después del vídeo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha enviado un mensaje a través de su cuenta de Facebook para responder a Anaya. “No tengo nada que ver con la persecución que supone Ricardo Anaya. No es mi fuerte la venganza”, apuntaba el mandatario. Y ha añadido: “Si la Fiscalía y el Poder Judicial lo acusan de corrupción y es inocente, que no se ampare ni huya; que se defienda con pruebas y con la fuerza de la verdad”.

No tengo nada que ver con la persecución que supone Ricardo Anaya. No es mi fuerte la venganza. Si la Fiscalía y el...

Posted by Andrés Manuel López Obrador on Saturday, August 21, 2021

Anaya está siendo investigado por haber recibido un maletín con fajos de billetes. La acusación llegó de manera oficial por el exmiembro del extinto Estado Mayor Presidencial y encargado de la seguridad de Lozoya, Norberto Gallardo Vargas. En su declaración ministerial aseguró que en agosto de 2014 entregó en una “bolsa deportiva” 6 millones 800 mil pesos a Ricardo Anaya y a su “enlace” Osiris Hernández en el estacionamiento de la Cámara de Diputados, según parte de la carpeta a la que tuvo acceso Milenio en julio.

La investigación contra Anaya forma parte de una presunta red criminal más amplia que alcanza incluso al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, señalados por haber gestado una asociación delictiva que de abril de 2013 a agosto de 2014 canalizó casi 100 millones de pesos en sobornos a legisladores, entre ellos el entonces diputado Ricardo Anaya, para aprobar la obra cumbre de su Gobierno: la reforma energética. Esta asociación criminal presuntamente permitió a Peña Nieto y a Videgaray trasladar a los legisladores sobornos que ascienden al menos a 97 millones 190 mil pesos, y que provienen de transferencias ilícitas por parte de la constructora Odebrecht. La entrega del dinero se realizó siempre en efectivo, en fajos de billetes de 500 y 200 pesos, a través de intermediarios en quince entregas distintas, según los avances de la Fiscalía.

Las pruebas de la Fiscalía para realizar estas imputaciones se sostienen en tres declaraciones que ha rendido el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, y de cuatro personas más que participaron o conocieron de las entregas del dinero a los legisladores. Esto sumado a declaraciones de exdirectivos de Odebrecht, recibo de pagos y transferencias y un vídeo.

Por su parte, Anaya ha insistido en su vídeo de más de siete minutos en que el expediente está “hecho con las patas”, pues, en su testimonio, Lozoya había declarado que le habían entregado dinero a cambio de su voto cuando era diputado el 8 de agosto de 2014. “Pero se dieron cuenta de que en esa fecha yo no era diputado y que en esa fecha ni siquiera estaba en la Ciudad de México”, ha remarcado. “Entonces, para no hacer el ridículo, hicieron una porquería: cambiaron la declaración de Lozoya, o sea, alteraron el expediente. En lo que modificaron, ahora la supuesta entrega de dinero ya no tiene nada que ver con mi voto y la fecha ya no es el 8 de agosto”, ha agregado.

Tras comparar a López Obrador con los dictadores Antonio López de Santa Anna y Porfirio Díaz, quienes, obligaron a Benito Juárez y a Francisco I. Madero a exiliarse en Estados Unidos, Ricardo Anaya ha anunciado que estará fuera del país: “Una temporada, espero que sea muy breve”. “Es una decisión bien dura, pero a ese nivel se está degradando la política en México y por ahora no hay de otra, porque si me dejo, me van a quitar mis derechos políticos y me van a quitar la posibilidad de ser candidato en 3 años”, ha añadido. El panista ha lanzado además una advertencia: “Lo que voy a hacer es presentar pruebas muy contundentes para desenmascararlos. Y en cuanto les gane, podré continuar con mi recorrido por todos los municipios de México”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción