La reconstrucción y rehabilitación de la línea 12 llevará todo un año

Las empresas reforzarán 6,4 kilómetros del recorrido, pero los técnicos determinan “que no existe riesgo de daño o colapso estructural ni en el corto ni en el largo plazo” en la parte subterránea

Bomberos y personal de protección civil trabajan en el lugar del accidente de metro en Ciudad de México, el 4 de mayo de 2021.
Bomberos y personal de protección civil trabajan en el lugar del accidente de metro en Ciudad de México, el 4 de mayo de 2021.Hector Guerrero

Las obras para la rehabilitación de la siniestrada Línea 12 del metro de Ciudad de México empiezan esta misma semana con análisis topográficos sobre el terreno, una vez que el Comité Técnico Asesor (CTA) ha concluido su informe. Los trabajos incluyen la reconstrucción del tramo colapsado, pero también el refuerzo con vigas metálicas del recorrido que circula elevado, así como la reparación de las estructuras subterráneas, en las que se han detectado “filtraciones de agua” y “deficiencias en el sistema de drenaje”. Habrá que impermeabilizar y establecer un sistema de bombeo eficaz. En todo caso, tras un análisis ocular, los técnicos han determinado que “no existe riesgo de daño o colapso estructural ni en el corto ni en el largo plazo” en la parte subterránea. Se intervendrá en 6,4 kilómetros del recorrido.

Más información
Carlos Slim, sobre la Línea 12 del metro: “Estoy convencido de que desde su origen no tiene vicios”
El segundo informe sobre el desplome de la Línea 12 del Metro sufre el tercer aplazamiento

Se rehabilitarán catenarias, cables, columnas de cemento y se reemplazarán instalaciones, de tal forma que la línea vuelva a funcionar y habrá un nuevo sistema de lubricación para mejorar la fricción entre los raíles y las ruedas. “Será segura y estará en mejores condiciones que cuando la recibimos”, ha dicho el director general del Sistema de Transporte Colectivo, Guillermo Calderón. Las obras estarán listas en 12 meses, según han anunciado en una rueda de prensa las autoridades locales.

La reparación de la línea, cuyo colapso acabó con la vida de 26 personas y dejó decenas de heridos el pasado 3 de mayo, correrá a cuenta de las empresas que la construyeron. El grupo Carso, del magnate Carlos Slim, se hará cargo del tramo elevado y del trayecto bajo tierra se encargará ICA (Ingenieros Civiles Asociados). Ese fue el acuerdo al que llegaron en su día con el presidente del Gobierno, Andrés Manuel López Obrador. Este martes, la jefa de Gobierno de la Ciudad, Claudia Sheinbaum, ha dicho que es posible que se utilice algo de dinero público para obras o reparaciones que ya estuvieran programadas. Pero nada más.

El área de Obras para el Transporte será la encargada de dar seguimiento a la rehabilitación de la llamada Línea Dorada, que en su día se inauguró a bombo y platillo, pero que tuvo que paralizarse su funcionamiento poco después para que se corrigieran deficiencias detectadas. El temblor de 2017 también afectó al sistema, aunque el primer informe técnico a raíz de lo sucedido determinó graves y numerosos fallos de construcción. Esa y no otra es la razón de que las empresas que participaron en aquella ocasión se encarguen ahora de repararlo todo de forma gratuita. Los acuerdos que se han alcanzado con ellas se presentarán pronto, ha dicho Sheinbaum.

Es posible que el tramo subterráneo, una vez remozado, pueda ponerse en circulación antes que el elevado, lo que permitiría a los ciudadanos hacer uso del metro en algunas de esas estaciones. Pero no parece probable, porque el taller de mantenimiento está en Tláhuac, es decir, en parte del recorrido siniestrado. “Habría que buscar otro lugar para el mantenimiento, por eso es importante que se abran las dos a la vez”, tanto el tramo en superficie como el subterráneo, ha dicho la jefa de Gobierno.

Preguntada sobre la renta de los trenes, Sheinbaum ha explicado que se sigue pagando a la empresa, pero menos, dado que están parados. La empresa CAF es quien suministra estos convoyes hasta 2027 y también colaborará en la puesta en marcha de la línea, ha añadido Sheinbaum.

Las obras de rehabilitación y el éxito que tengan darán un respiro político a los responsables del Gobierno capitalino, que quedaron afectados con el terrible accidente. Las causas del siniestro sacudieron a algunos de los personajes políticos más notables del momento en México, tanto a Claudia Sheinbaum, como al canciller Marcelo Ebrard, que fue quien lo inauguró cuando era jefe de la ciudad. Ambos se han apuntado ya a la carrera por la sucesión de López Obrador en 2024. Mientras tanto, miles de personas siguen afectadas por el cierre del metro en esa línea. Y aún se atiende a las víctimas y sus familiares.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS