Localizado en México el camionero bolsonarista que alentó las protestas contra el Supremo de Brasil

Zé Trovão asegura que pidió asilo al Gobierno de López Obrador y trata de presentarse como una víctima al afirmar que será detenido en las próximas horas y devuelto a su país

El líder camionero Zé Trovão, a la izquierda, con el periodista Wellington Macedo en una emisión de YouTube de finales de agosto.
El líder camionero Zé Trovão, a la izquierda, con el periodista Wellington Macedo en una emisión de YouTube de finales de agosto.Reprodução

La historia transcurre en dos países, en Brasil y en México, y el protagonista es un líder de camioneros más bolsonarista que el propio Jair Bolsonaro. El transportista apodado Zé Trovão, cuyo nombre real es Marcos Antônio Pereira Gomes, ha sido localizado este jueves en Ciudad de México después de que la justicia brasileña ordenara su detención la semana pasada. El transportista, de posiciones ultraderechistas, alentó las movilizaciones contra el Tribunal Supremo en línea con las instrucciones del propio presidente. Esas protestas acabaron en bloqueos y cortes de carreteras que el mandatario ha pedido levantar esta mañana para no afectar a la economía, ya perjudicada por la crisis de la covid-19.

En vísperas de las manifestaciones del martes, que coincidieron con la conmemoración del día de la independencia, Zé Trovão difundió una grabación considerada por los investigadores de la Fiscalía como apología del delito y la violencia en un clima ya profundamente polarizado. “Comienza el día 7, pero solo terminará cuando se produzca la destitución de los 11 magistrados del Supremo y se cuenten públicamente los votos. Si esto no ocurre, todo Brasil estará paralizado durante el tiempo que sea necesario”, amenazó. Ahora el líder camionero ha lanzado otro video en el que trata de presentarse como una víctima.

Más información

“Debo ser detenido en unos momentos”, afirma antes de asegurar que está “cansado” de huir. Trovão revela que se encuentra en México y que la embajada de Brasil ya se ha puesto en contacto con el hotel de la capital en el que se encuentra. “Entonces, en unos momentos, la policía probablemente vendrá aquí para recogerme y llevarme”. Sin embargo, no está claro el procedimiento, que involucra a dos países, ya que el transportista no estaba siendo oficialmente buscado por las autoridades mexicanas. El militante bolsonarista ha declarado a la revista brasileña Veja que solicitó asilo al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que el expediente está abierto y que se siente seguro.

Trovão ha recibido el apoyo de representantes del movimiento ultraconservador en México. El consultor Raúl Tortolero, por ejemplo, quien la semana pasada se reunió con líder del partido español Vox, Santiago Abascal, durante su visita a México, arremetió en sus redes sociales contra el juez que dictó la orden de arresto: “Toda nuestra solidaridad para con Zé Trovão, líder camionero que el abusivo ministro Alexandre de Moraes quiere poner preso por ser conservador. Ya son muchos abusos de la toga. Ya basta”. El caso es el último capítulo de un conflicto que llevó a Bolsonaro a superar la frontera de la separación de poderes en su pulso con el Supremo, que le investiga por difundir noticias falsas, una estrategia a la que, junto con la propagación de las teorías conspirativas, se ha abonado la ultraderecha tanto en América como en Europa.

“O el jefe de ese poder le pone firme o ese poder puede sufrir aquello que no queremos”, advirtió el presidente brasileño haciendo referencia al juez que instruye su investigación. “Hoy es el día del pueblo brasileño, que nos va a dar un rumbo, hacia dónde debe ir Brasil. Hoy solo quiero ser su portavoz”, continuó durante la movilización del 7 de septiembre, tratando de erigirse en vocero del pueblo. El máximo responsable de esa corte, la más alta instancia judicial del país, dejó claro que no se dejarán amedrentar. “El Tribunal Supremo no va a tolerar amenazas a la autoridad de sus decisiones”, manifestó su presidente, Luis Fux. Frente a las pretensiones del jefe de Estado de desmantelar el tribunal, fue cristalino: “Nadie va a cerrar esta Corte”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción