López Obrador asegura que busca “restablecer por completo las relaciones” con España

El presidente confía en que el futuro embajador, Quirino Ordaz Coppel, ayude a solucionar “los malos entendidos”, aunque acusa a Madrid de “soberbia”

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, junto a Quirino Ordaz Coppel, durante una visita a Sinaloa.
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, junto a Quirino Ordaz Coppel, durante una visita a Sinaloa.Juan Carlos Cruz (CUARTOSCURO)

Andrés Manuel López Obrador busca “restablecer por completo las relaciones” con España después de las tiranteces que han marcado su mandato por exigir disculpas por la conquista. El presidente mexicano propuso el sábado a un nuevo embajador en Madrid, el gobernador saliente de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, a quien ya ha encomendado rebajar esas tensiones. Poco después, en unas declaraciones a los medios durante su gira por ese Estado, volvió a acusar de “soberbia” a las autoridades españolas, aunque terminó por relativizar las polémicas hablando de “malos entendidos”.

La intención del mandatario es, dijo, “restablecer las relaciones a plenitud”, informa Efe. En 2019, a los pocos meses de tomar posesión, envió una carta a Felipe VI y al papa Francisco para solicitar el perdón por los desmanes de la conquista. Desde entonces, se ha referido en múltiples ocasiones a esa petición, lamentando no haber obtenido respuesta mientras el Gobierno de Pedro Sánchez ha evitado una escalada manteniendo siempre una actitud discreta al respecto. Este año, el discurso de López Obrador se enmarcado en la celebración de los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, los cinco siglos de la invasión y los 200 años de la independencia de México, cuyos actos terminarán el 27 de septiembre y a los que su Gobierno invitó hace meses a la entonces española de Relaciones Exteriores, Arancha González Laya.

Más información

“Les planteamos de manera muy respetuosa que ofrecieran disculpas, sobre todo la Monarquía, por lo que se llevó a cabo de manera abusiva en nuestro país con las comunidades originarias, la represión que hubo, los asesinatos masivos, el exterminio. Pues ellos no lo entendieron así, se sintieron ofendidos, actuaron creo que con soberbia”, manifestó en conversación con periodistas desde Mazatlán.

Con todo, la voluntad de López Obrador es ahora la de profundizar los resortes diplomáticos. Ordaz Coppel es un veterano dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), opositor a Morena, y está a punto de culminar el mandato que comenzó en 2017 en Sinaloa. Según el presidente, el político contribuirá “a que se restablezcan por completo y en muy buenos términos las relaciones con España, que son de todo tipo, principalmente de amistad con el pueblo español”. El presidente ha afirmado que las relaciones diplomáticas son buenas, aunque ha admitido que en ocasiones ha habido tensiones: “A veces no son como quisiéramos, con malos entendidos, pero yo aspiro a que se restablezcan por completo”.

El mandatario, que este domingo ha invitado a sumarse a su administración a otro adversario político, el gobernador panista de Nayarit, ha declarado en varias ocasiones que su propósito es que México no sea visto como “una tierra de conquista”. El sábado recalcó también que busca darle un nuevo impulso a la relación “a partir del respeto muto”.

La propuesta de Ordaz Coppel, según informó la Cancillería, “será presentada al Gobierno de España para solicitar el beneplácito conforme a las normas diplomáticas internacionales y, posteriormente, será enviada al Senado para su análisis y dictaminación conforme a lo dispuesto por la Constitución”. Ordaz Coppel empezó su carrera en los años ochentas, tuvo un cargo en la Secretaría de Energía durante el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari y fue subdirector de promoción turística bajo el mandato de Ernesto Zedillo. Más tarde pasó a dedicarse a la política territorial, con un paréntesis como diputado de la coalición entre el PRI y el Partido Verde en el Congreso. López Obrador lo calificó de “profesional” y “hombre de trabajo”.

La actual embajadora de México en España, María Carmen Oñate, había asumido esa responsabilidad hace poco más de un año. La Secretaría de Relaciones Exteriores le agradeció “el trabajo y desempeño al frente de la representación” y ha explicado que la diplomática “había comunicado desde hace meses su decisión de retirarse, por lo que esta Cancillería le expresa su reconocimiento a su destacada carrera de 42 años”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción