El narco escala su ofensiva en Guanajuato con un ataque con explosivos

Un paquete bomba en un restaurante deja dos fallecidos en la ciudad de Salamanca. López Obrador confirma que existen antecedentes en el “uso de explosivos para crear terror” en el Estado

El exterior del restaurante en Guanajuato después del ataque con explosivos. En vídeo, imágenes de la zona tras el ataque y declaraciones de Obrador.REUTERS-QUALITY (REDES SOCIALES)

Dos hombres fallecieron la tarde de este domingo en Salamanca, en el Estado de Guanajuato, por la explosión de una bomba en un restaurante. Durante la celebración del cumpleaños del gerente de local, dos personas llegaron a entregar un paquete a la puerta del establecimiento. Fueron recibidos tanto por el gerente como por otro de sus socios. Al abrir el paquete ambos fallecieron producto de la detonación, según ha informado la Fiscalía estatal de Guanajuato. El suceso supone una escalada en los métodos y la intensidad del crimen organizado en el Estado, que acumuló el mayor número de asesinatos en el país durante el año pasado. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido esta mañana de que existen antecedentes en el “uso de explosivos para crear terror” en el Estado.

Más información

López Obrador anunció también durante su rueda de prensa matutina que “es probable que la Fiscalía General de la República (FGR) atraiga el caso por tratarse del uso de explosivos”. Citando informes militares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el presidente confirmó un patrón en el uso de del narcoterrorismo en el Estado. Preguntado sobre si el móvil del ataque fue la extorsión a los empresarios hosteleros, apuntó a los avances en la investigación de un suceso que remite a las prácticas de los carteles del narcotráfico en la Colombia de los noventa, cuando era habitual el uso de paquetes y coches bomba, muchas veces sin un objetivo definido, para sembrar el terror entre la población.

El Estado industrial y tradicionalmente seguro de Guanajuato se ha convertido en los últimos tiempos en el más sangriento del país. El coctel del crimen organizado incluye en Guanajuato el tráfico de drogas, el narcomenudeo, el robo de combustible, la extorsión y el secuestro o la pelea por el control de la del territorio. Durante años, prensa y expertos han señalado la pugna entre dos organizaciones criminales como punto de partida de la violencia. Se trata del Cartel Jalisco y el Cartel Santa Rosa de Lima. Hace unos meses, el Gobierno detuvo al líder del segundo, evento que apenas ha influido en los índices delictivos registrados en la entidad.

En 2020, el Estado registró más de 4.000 asesinatos, 1.000 más que durante el año anterior, la región que más casos contó de todo el país, que también lidera las cifras de desapariciones. Feudo tradicional del PAN (derecha) son habituales las discrepancias entre el Gobierno federal y el gobernador del Estado, Diego Sinhue Rodríguez por su estrategia de combate al crimen. Mientras, las cifras rojas siguen creciendo. Hasta junio de este año, últimos datos oficiales disponibles, el delito de narcomenudeo creció un 70%, mientras que los homicidios dolosos bajaron un 20% respecto al pico del año anterior.

La entidad era conocida tradicionalmente, además de por la inversión extranjera en la industria y la presencia de fábricas y delegaciones de grandes empresas internacionales, por dos de sus municipios estrella para el turismo: Guanajuato (ciudad) y San Miguel de Allende, dos pueblos coloniales donde cada año acuden miles de visitantes estadounidenses, en su mayoría, y donde se celebra el Festival Internacional Cervantino.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción