Solo 10% de los consejeros de las principales empresas mexicanas son mujeres

Un tercio de las 157 empresas que cotizan en Bolsa no cuenta con presencia femenina en sus consejos de administración y apenas cuatro están dirigidas por mujeres

Carlos Slim y otros empresarios, durante un acto en 2019.
Carlos Slim y otros empresarios, durante un acto en 2019.Presidencia de México

A la fotografía de la élite empresarial mexicana le sobran corbatas. Apenas un 10% de los consejeros de las 157 empresas que cotizan en Bolsa son mujeres, revela un informe del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) presentado este miércoles. Un 32% de los consejos de administración ni siquiera tienen presencia femenina. Si se analiza los puestos de dirección que ellas ocupan, el desequilibrio es aún mayor: solo cuatro de las principales empresas del país son dirigidas por mujeres. Un techo de cristal que ha cambiado poco en los últimos años.

Ese 10% de consejeras, 254 de un total de 2.507, deja a México mal parado, incluso si se lo compara con otras economías de la región. Mientras Chile muestra una situación parecida, Colombia tiene un 17% de consejeras y Brasil un 12%, según un estudio de la organización 30percentclub citado por el IMCO. Lejos quedan Reino Unido y Canadá, con un 35% y un 30%, respectivamente.

De la lista de 157 empresas que cotizan en Bolsa, un 32% no tiene a mujeres ni en sus consejos de administración, el máximo órgano directivo, ni en puestos ejecutivos de importancia, señala el reporte con base a la información que las compañías proporcionan a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Hace dos años, eran el 36%, un avance claro pero modesto si se tiene en cuenta la dimensión de la brecha.

Dentro de esta lista negra, hay pesos pesados de la industria como el Grupo Alfa, uno de los líderes mundiales de la petroquímica, y de los medios de comunicación como TV Azteca, propiedad del polémico multimillonario Ricardo Salinas Pliego. También aparecen la minera Frisco, controlada por Carlos Slim, el hombre más rico de México, y Grupo México, el conglomerado de Germán Larrea.

Tampoco basta con mirar el número de consejeras; hay que fijarse en las características del asiento. Solo cuatro consejos de administración están presididos por mujeres. La filial del Banco Santander en México, encabezada por Laura Díez Barroso, es una de estas contadas excepciones. Y no es lo mismo ser consejero propietario que suplente, la persona designada por el primero para asistir a la reunión cuando este no puede. Un 9% de los propietarios son mujeres, aunque sube a 13% para los suplentes. “Si un consejo se reúne una o dos veces al año, puede ser el caso que las consejeras suplentes nunca hagan efectiva su participación”, ha explicado Fernanda García, una de las autoras del informe.

La historia se repite entre aquellos que manejan las riendas del día a día. Mientras que las empresas reportan una participación femenina del 31% en su plantilla, esta retrocede cuanto más alto es el puesto. Ocupan un 21% de las direcciones jurídicas y un 8% de las de finanzas, dos de los puestos considerados “relevantes” por la CNBV. En cuanto a los directores generales, solo cuatro de las 157 empresas analizadas cuentan con una mujer en ese puesto. Son dos puntos porcentuales más que el año pasado, un aumento minúsculo viniendo de una base tan baja.

“Ellas van perdiendo presencia conforme va aumentando el nivel de responsabilidad”, ha apuntado la investigadora Fátima Masse. La difícil conciliación entre familia y trabajo, aún más a este nivel, es una de las razones que explican la pérdida de presencia en los escalones superiores. Un informe del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Colegio de México, citado por el IMCO, comprobó que la diferencia en la participación de hombres y mujeres en el empleo formal se triplica después del embarazo.

Frente a este desequilibrio, hay poca información sobre qué están haciendo las empresas para abordarlo. “Solo una tercera parte describió qué tipo de políticas están implementando”, apunta Masse. “No se dan detalles de igualdad salarial, políticas contra el acoso sexual...”. En ese sentido, el IMCO recomienda que la CNBV sea más precisa y ambiciosa con la información que se pide a las empresas cotizadas para poner números a una realidad que sigue siendo eminentemente masculina.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS