La justicia mexicana ordena la vacunación contra la covid de todos los menores de 12 a 17 años

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo que aún no reciben la notificación oficial y aseguró que analizarán el caso con la Consejería Jurídica y el Ejecutivo

Menores amparados acuden a vacunarse contra la covid-19, en compañía de sus padres en el Estado de Oaxaca.
Menores amparados acuden a vacunarse contra la covid-19, en compañía de sus padres en el Estado de Oaxaca.Daniel Ricardez (EFE)

La justicia mexicana ha dado un revés al plan de vacunación contra la covid-19 del Gobierno de López Obrador. Este lunes un juzgado ha ordenado a las autoridades sanitarias federales que abran la vacunación contra el virus a todos los menores de 12 a 17 años, sin importar su estado de salud. Un juzgado federal localizado en Naucalpan, en el Estado de México, concedió una suspensión definitiva tras el amparo que promovieron los padres de una adolescente de 15 años para que su hija pueda ser inmunizada contra el coronavirus. Sin embargo, la orden tendrá efectos generales en el resto de esta población. “Se hace hincapié en que los efectos de esta medida cautelar comprenden no solamente a la menor quejosa, sino a todas las y los menores de 18 años”, determina en su resolución Claudia Gámez Galindo, secretaria del juzgado Séptimo de Distrito en el Estado de México.

En la orden la justicia mexicana a la que EL PAÍS tuvo acceso se otorgó un plazo máximo de 48 horas para que las autoridades sanitarias permitan la inmunización de los menores en este rango de edad con el biológico Pfizer, el único autorizado hasta el momento para esta población. En la resolución también se específica que un posible desabasto de la vacuna Pfizer no puede usarse como justificación para incumplir la medida cautelar decretada. Considerando la propia estrategia de vacunación del Ejecutivo, el documento establece que las autoridades sanitarias estuvieron en capacidad de vacunar a los niños de 12 a 17 años desde julio de este año y hasta marzo del 2022. “Los esfuerzos de las autoridades del Estado para combatir eficazmente la pandemia ocasionada por el virus del coronavirus deben estar encaminados a garantizar el derecho humano a la salud a la colectividad, en el caso específico, a todos los adolescentes de entre 12 y 17 años”, apuntó Gámez Galindo por escrito.

La Secretaría de Salud tendrá que responder a más tardar el jueves por escrito al juzgado. El fallo aún puede ser impugnado por el Gobierno federal, siempre y cuando presente un recurso de revisión para que sea analizado por un Tribunal Colegiado. Cuestionado al respecto, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell aseguró esta mañana que aún no habían recibido la notificación del juzgado, pero dijo que una vez que la reciban será examinada. “Analizaremos cuidadosamente el caso, por supuesto con el apoyo que siempre nos da la consejera jurídica, el secretario de Gobernación y como siempre la instrucción del presidente”, declaró durante la conferencia matutina.

Desde hace un par de meses, jueces federales de distintos Estados han concedido cientos de suspensiones para vacunar a menores en el país, sin embargo, esta es la primera vez en la que se emite una orden con efectos generales para ese sector de la población. En un inicio, la Administración de López Obrador negó la posibilidad de vacunar a los menores de 18 años al considerar que no eran un grupo de riesgo, pero tras la continua presión de padres de familia y asociaciones civiles en septiembre pasado la Secretaría de Salud anunció que iniciaran con la aplicación de un millón de vacunas para menores con alguna comorbilidad.

Desde mediados de septiembre a la fecha alrededor de 23.000 menores con algún tipo de comorbilidad se han registrado en la plataforma federal para recibir el biológico. Las autoridades federales instaron a los menores con alguna enfermedad precedente a obtener su registro. Entre los factores de riesgo que están contempladas por la Secretaría de Salud para ser considerados en este criterio están las afecciones cardiacas crónicas, enfermedades pulmonares crónicas, afecciones crónicas de riñones, hígado o sistema digestivo, enfermedad neurológica crónica, enfermedades endocrinas (entre las que destacan diabetes y obesidad grave), inmunosupresión moderada o grave, disfunción del bazo, enfermedades sanguíneas, anomalías genéticas o embarazo adolescente a partir de las nueve semanas.

La reciente resolución establece que si bien es prioritario la vacunación contra la covid-19 en los niños que padecen alguna enfermedad preexistente los menores que se consideran sanos no están exentos de contagiarse del virus “lo que les puede ocasionar graves daños a su salud o incluso perder la vida”, indica el escrito. El juzgado establece que analizando el caso particular de la quejosa de 15 años, ella y el resto de los adolescentes, son vulnerables de padecer las complicaciones de la variante Delta. “Esta variante se caracteriza por tener una mayor transmisibilidad y por afectar también a grupos poblacionales más jóvenes incluyendo adolescentes y niños en proporciones más elevadas que las otras variantes”, argumenta Gámez Galindo en su resolución.

A diferencia de países como Estados Unidos y Chile, que han abierto su vacunación a los niños desde hace semanas. En México la inmunización para la población de entre 12 y 17 años está atada a batallas legales vía amparos, gestiones empresariales y viajes transfronterizos a EE UU. Para los padres de familia que no cuentan con los recursos o han decidido no viajar a Estados Unidos a inmunizar a sus hijos la única alternativa es el amparo. A nivel nacional en México se han inmunizado, con al menos una dosis a casi 70 millones de personas.

Las cifras oficiales dan cuenta de más de 250 amparos que se han presentado para conseguir la vacuna en infantes, sin embargo, abogados y padres de familia que han promovido amparos advierten de que esta cifra es mínima respecto a la realidad. Alma Franco, abogada y madre de uno de los menores que recibió un biológico a través de un amparo celebró la medida de carácter general, pero pronosticó que el Gobierno federal impugnará el fallo. “Es un gran avance lo que hizo la secretaria encargada para la administración de justicia y está padrísimo que sea una primera resolución en la protección de la salud integral de los menores en la prevención contra el virus y sus variantes. Es de aplaudirse esta suspensión definitiva”, zanja.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS