México, a un paso de eliminar el IVA en toallas sanitarias, copas menstruales y tampones

La miscelánea fiscal, avalada por la Cámara de Diputados, contempla quitar este gravamen y con ello reducir el precio de estos productos a partir del siguiente año. Aún falta la aprobación del dictamen en el Senado

Mujeres integrantes de la agrupación "Menstruación digna" se manifestaron a las afueras de Palacio Nacional para exigir la eliminación del IVA a productos de uso menstrual, en mayo de 2021.
Mujeres integrantes de la agrupación "Menstruación digna" se manifestaron a las afueras de Palacio Nacional para exigir la eliminación del IVA a productos de uso menstrual, en mayo de 2021.DIGNA_MX

La eliminación del Impuesto al Valor Agregado del 16% en toallas sanitarias, copas menstruales y tampones está cada vez más cerca en México. La Cámara de Diputados ha dado luz verde a la miscelánea fiscal para 2022 y con ello a la propuesta de tasa cero del IVA en los productos de higiene femenina. “El gravar los productos que atienden la menstruación significa que este impuesto tiene una incidencia económica en las mujeres. Este impuesto afecta más a las mujeres en situación de pobreza porque no pueden comprar los productos mencionados ante la falta de recursos, derivado del traslado del impuesto que efectúa el enajenante, con los consiguientes efectos negativos en su higiene y riesgos de salud”, refiere el dictamen avalado en lo general y en lo particular en el Palacio de San Lázaro, ahora solo falta que el Senado lo apruebe.

El documento reconoce que la falta de recursos de niñas y adolescentes para adquirir estos productos de higiene femenina perjudica su rendimiento escolar y abona al ausentismo de las estudiantes a las aulas de clases. Al exentar de este gravamen a estos productos, añade el dictamen presentado por la Secretaría de Hacienda, también se espera una disminución del precio de venta de dichos artículos.

Anahí Rodríguez, vocera de Menstruación Digna, movimiento que engloba a diversas organizaciones feministas y de la sociedad civil, celebró la decisión de los diputados de avalar la tasa cero en IVA a productos de higiene íntima. Este colectivo desde el año pasado había luchado por eliminar el gravamen, pero en 2020 no tuvo una respuesta favorable de los legisladores. Ahora están a un paso de conseguir una victoria muy significativa en la lucha por el derecho a una menstruación digna en México. “Logramos poner el tema de la menstruación en la agenda pública. Esta reducción del IVA va a hacer justicia porque no podemos estar pagando por menstruar cada mes, pero también serán más accesibles los productos para las personas que no tenían la oportunidad de comprarlos”, mencionó.

La próxima exención del IVA para esos productos es una de las conquistas más anheladas por el colectivo, pero no es la única. El siguiente paso, insiste Rodríguez, es blindar esta eliminación del gravamen en la Suprema Corte y así evitar que en la próxima miscelánea fiscal o con los próximos Gobiernos se vuelva a imponer esta tasa a las toallas femeninas, copas menstruales y tampones.

Para Rodríguez la eliminación del IVA es el primer paso para alcanzar la gratuidad en estos productos para todas las mujeres mexicanas. Y ya están avanzando en esta dirección, en los Estados de Michoacán, Puebla, Tamaulipas, Aguascalientes y Oaxaca así como en el municipio de Tijuana el colectivo ha logrado que las toallas sanitarias y tampones se distribuyan en las escuelas de forma gratuita.

Más de 43 millones de mujeres, niñas y adolescentes — entre 15 y 50 años — tienen la regla en México, según datos oficiales, y cuatro de cada 10 viven en una situación de pobreza multidimensional. Para ellas tener la regla cada mes representa un obstáculo que acrecienta las desigualdades con sus pares varones. De acuerdo con la asociación Fundar, niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes deben gestionar su menstruación. Esto puede implicar un gasto promedio de alrededor de 720 pesos en toallas sanitarias. En los hogares más pobres se destina 1,2% de su ingreso, comparado con el 0,2% que gastan los más ricos.

Rodríguez concluye que el acceder a una menstruación digna también pasa por contar con la infraestructura adecuada. Según un estudio de Unicef, solo un 62% de los planteles educativos en México dispone de agua todos los días de la semana, el 19% carece de inodoros suficientes para los estudiantes y el 58% no cuenta con agua potable. Sumado a esto, solo el 40% de los baños escolares cuenta con condiciones adecuadas de limpieza y seguridad. “Necesitamos más investigación y educación sobre la menstruación, que deje de ser un tema tabú en el país”, zanja la vocera de Menstruación Digna.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS