Golpes, insultos y la discusión de 500 reservas: la Cámara de Diputados avala en lo general y en lo particular la miscelánea fiscal

Con 274 votos a favor y 220 en contra los diputados aprueban las normas tributarias que regirán en México el próximo año. El dictamen ahora pasará al Senado para su votación

Momento de la pelea en la tribuna de la Cámara de Diputados, la madrugada de este miércoles.
Momento de la pelea en la tribuna de la Cámara de Diputados, la madrugada de este miércoles.Mario Jasso (CUARTOSCURO)

Tras una discusión maratónica de más de 72 horas, la argumentación de más de 100 legisladores en la tribuna, el debate de unas 500 reservas —de las cuales solo fueron avaladas siete— y un episodio de empujones y manotazos, la miscelánea fiscal 2022 ha sido avalada en la Cámara de Diputados en la general y en lo particular la noche de este miércoles. Con 274 votos a favor y 220 en contra, los diputados han aprobado el conjunto de las reglas tributarias que regirán en México a partir del próximo año. El dictamen se turnará ahora a la Cámara de Senadores para su evaluación y próxima votación.

Las decisiones más polémicas de la miscelánea fiscal se mantuvieron en pie pese al rechazo de la oposición, sin embargo sí hubo modificaciones mínimas. Por ejemplo, se mantuvo la inscripción obligatoria de los jóvenes de 18 años en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), pero se eliminó cualquier posibilidad de sanción contra aquellos que incumplan con esta inscripción. También se sostuvo la legalización de los llamados autos “chocolate” que provienen de forma irregular de EE UU y el tope de deducibilidad de impuestos sobre las donaciones a las organizaciones civiles. En vano fueron los numerosos llamados de la oposición para defender a los colectivos. “Si no les dan recursos, no les quiten”, fue la frase recurrente de los diputados panitas al exponer su rechazo contra esta medida.

De las siete reservas aprobadas sobresale la de no incorporar un esquema de actualización para el 2022 en materia de cuotas aplicables al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para combustibles automotrices, con esto se pretenden evitar los conocidos “gasolinazos” o aumentos de precios en los combustibles por efectos de la inflación. Otro de los puntos donde Morena y sus aliados cedieron un poco respecto a la propuesta inicial de considerar como un delito atribuible a contadores públicos el no denunciar probables delitos de contribuyentes. En el debate se aprobó la iniciativa del legislador Benjamín Robles quien señaló que no será considerada como infracción la omisión de la denuncia tratándose de la clasificación arancelaria de mercancías. Además, se cambió la redacción para establecer que los contadores públicos deberán informar a las autoridades sobre “probables” hechos constitutivos de delitos o de lo contario se le considerará cómplices de los mismos.

Estos cambios se sumaron a las reservas avaladas en las jornadas previas, por ejemplo, la reserva para elevar el rango de exención fiscal sobre las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras. Con esta modificación, estarán exentos de pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) los productores cuyos ingresos no excedan los 900.000 pesos, unos 44.612 dólares. También se aceptó la reserva de la legisladora Ana Laura Huerta, del Partido Verde, para mantener los estímulos fiscales a la cultura, el deporte, la ciencia y tecnología.

Con el alud de reservas por revisar esta jornada parlamentaria no estuvo exenta de polémica. La madrugada de este miércoles se registró una pelea entre manoteos e insultos entre los legisladores morenistas, sus aliados y la oposición. La chispa que incendió el Palacio de San Lázaro la madrugada de este miércoles se originó con la intervención de la diputada morenista María Clemente García. La legisladora, a contracorriente de su bancada, se sumó a la oposición en la defensa de colectivos y organizaciones y propuso posponer un año el tope la deducibilidad sobre los donativos a asociaciones civiles. García pidió la modificación al artículo 151 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para apoyar asociaciones que atienden a pacientes de VIH, enfermedad que ella tiene desde hace 13 años.

Durante su intervención, la legisladora afirmó que gracias a estos colectivos pudo enfrentar su padecimiento con acceso a medicamentos que el Estado le negó durante mucho tiempo. “Soy diputada de Morena y militante de Morena y por eso apelo a la pluralidad que mi partido ha prometido para escuchar a las voces disidentes y escuchar a la sociedad civil que como yo este día represento a miles de organizaciones que durante décadas han estado atendiendo a miles de personas que vivimos con VIH y a las que la discriminación nos ha condenado a condiciones de vida precaria y a una salud deficiente”, aseveró en medio de aplausos de la oposición.

Sin embargo, la petición fue rechazada por la bancada de Morena y sus aliados en una votación a mano alzada, lo que provocó el enfado de los legisladores de la oposición, quienes exigieron una votación en tablero electrónico del pleno. En medio de gritos de “¡tablero, tablero!”, los diputados de Morena y el Partido del Trabajo subieron a la tribuna, pero fueron seguidos por los panistas, quienes recibieron empujones e insultos por los legisladores del partido en el Gobierno. En cuestión de minutos las medidas de distanciamiento social fueron olvidadas, se intercambiaron empujones y se desoyeron todos los llamados a guardar el orden por parte de la mesa directiva.

Tras un intercambio de empujones y manoteos la sesión fue interrumpida y los legisladores tuvieron que volver a sus asientos. Aunque la bronca fue detenida en el pleno, tras bambalinas los congresistas continuaron sus insultos y descalificaciones. La legisladora Irma Juan Carlos, de Morena, aseguró que el diputado panista Jorge Arturo Espadas Galván la agredió y que el aliento le olía a alcohol, a lo que el aludido contestó que solo había comido una bolsa de Doritos.

Hora antes, el pleno de la Cámara de Diputados ya mostraba los ánimos caldeados. Durante la intervención de la exprimera dama y actual legisladora panista Margarita Zavala, los legisladores se dieron la espalda y empezaron a gritar “¡ABC, ABC!”, en alusión en el incendio de la guardería ABC en el que fallecieron 49 menores, una tragedia que marcó la presidencia de su esposo, Felipe Calderón. “Eso, eso, diputados y diputadas de Morena, es lo que le están haciendo al pueblo de México, darle la espalda, y le están dando la espalda a las organizaciones civiles que son necesarias”, respondió Zavala ante el gesto de desaprobación de los morenistas.

El partido del Gobierno tuvo los votos suficientes para sacar adelante el proyecto, pero los legisladores de oposición aprovecharon la oportunidad para hacerse escuchar durante el debate de más de 500 reservas. Durante este maratónico debate se fijaron tres recesos para reactivar una discusión que se prolongó durante tres días. Ahora corresponderá al Senado su próxima evaluación y votación mientras que en el Palacio de San Lázaro los diputados han proseguido con el resto de los dictámenes económicos, principalmente, la Ley de Ingresos.

Alza en pasaportes y museos: los diputados aprueban en un tiempo mínimo la Ley Federal de Derechos

Con 268 votos a favor y 220 en contra se avaló el segundo dictamen del Paquete Económico de la Secretaría de Hacienda: La Ley Federal de Derechos. En una discusión en “fast track”, es decir, en un tiempo mínimo, el presidente de la Comisión de Hacienda, Luis Armando Melgar, se limitó a señalar al filo de las 23.00 horas de este miércoles que el Gobierno Federal propone actualizar el cobro por la prestación de determinados servicios.

La rápida discusión sobre este dictamen, en contraste con la maratónica discusión de la miscelánea fiscal, estuvo marcada por las críticas de la oposición ante el incremento de costes de pasaportes y acceso a museos. Las bancadas del Partido Acción Nacional (PAN) y Partido Revolucionario Institucional (PRI) calificaron la propuesta de Ley como “recaudatoria”. “De nueva cuenta este dictamen de la Ley Federal de Derechos atenta contra México y atenta contra las familias mexicanas”, advirtió el priista Hiram Hernández. 

La Ley Federal de Derechos prevé el incremento para el próximo año en el costo de los pasaportes. El precio del pasaporte anual pasará de 645 pesos a 754 pesos; de uno hasta 3 años costará 1.471 pesos; mayor de 3 y hasta 6 años tendrá un coste de 1.998 pesos; mientras que el pasaporte con vigencia de 10 años pasará de 2.840 a 3.506 pesos.  El dictamen también establece un alza en los precios de acceso a los museos. Ahora se clasificarán en tres categorías, según lo que cobrarán por admisión desde 65 pesos hasta 85 pesos. Durante la madrugada de este jueves se debatirán las reservas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS