La informalidad laboral en México vuelve a los niveles anteriores a la pandemia

La desocupación continúa en descenso, pero todavía es superior a la de los primeros meses de 2020

Dos comerciantes en el tianguis del barrio de Tepito, en Ciudad de México.
Dos comerciantes en el tianguis del barrio de Tepito, en Ciudad de México.Gladys Serrano

El mercado laboral mexicano recupera poco a poco la forma que tenía antes de la pandemia, en lo bueno y en lo malo. La población ocupada en septiembre llegó a 55 millones de personas, 4,2 millones más que hace un año, mientras la tasa de desocupación continúa bajando, aunque todavía se sitúa por encima de sus niveles anteriores a la crisis del coronavirus, ha revelado este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). El indicador que sí se ha recuperado totalmente es el de la informalidad, que alcanza otra vez al 56% de los trabajadores.

La recuperación económica del país, tras encajar una caída del 8,5% en el PIB en 2020, se traduce en mejores cifras de empleo. En septiembre, la tasa de desocupación se situó en 3,9% de la población activa. Hay 344.000 personas desocupadas menos que hace un año, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Sin embargo, la tasa todavía es superior al 3,6% en los dos primeros meses de 2020, justo antes de que golpeara la pandemia.

La subocupación también retrocede. Las personas que necesitaban y estaban disponibles para trabajar más horas representaron algo más del 12% de la población ocupada en septiembre, 6,8 millones de personas. Son 1,2 millones menos que en el mismo mes del año pasado. Pese a la mejora y como sucede con la desocupación, la tasa de subocupación está muy por encima del 8% que se registraba en 2019.

Mientras la mayoría de indicadores todavía no recuperan sus niveles anteriores a la pandemia, el peso de la informalidad en el mercado laboral sí lo hace. 31 millones de personas, un 56% de la población ocupada, encontró empleo en la economía informal. El porcentaje es superior en 1,3 puntos porcentuales al de septiembre de hace un año.

La tasa de informalidad cayó a mínimos históricos en abril de 2020, con menos del 50% de la población ocupada, poco después de que las autoridades declararan la emergencia sanitaria por la covid-19. El confinamiento y el auge del teletrabajo provocaron el cierre de miles de puestos de venta en la calle y de otros negocios informales. Estos se recuperaron rápidamente a partir de mayo y junio cuando las restricciones a la movilidad se empezaron a relajar.

El empleo formal ha tenido una recuperación más lenta, aunque ha ganado fuerza en los últimos meses. Este fue el mejor mes de septiembre del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desde que se tienen registros, con 174.000 nuevos empleos. Esta cifra sitúa el total a tan solo 18.617 puestos de trabajo del indicador de febrero de 2020.

Septiembre también es el primer mes de la plena entrada en vigor de la reforma que prohíbe el outsourcing y que obliga a las empresas a integrar en sus plantillas a los trabajadores subcontratados. El IMSS ha señalado que la medida ha llevado a un incremento de las contrataciones permanentes, pero los expertos señalan que su impacto sobre el empleo se puede mezclar con los efectos generales de la recuperación económica.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS