El rector defiende la formación de los estudiantes de la UNAM tras las críticas de López Obrador

Enrique Graue afirma que la institución responde a las demandas transformadoras de la sociedad

Un evento de campaña de María de Jesús Patricio, candidata presidencial por el Congreso Nacional Indígena, en la UNAM en 2017.
Un evento de campaña de María de Jesús Patricio, candidata presidencial por el Congreso Nacional Indígena, en la UNAM en 2017.Rebecca Blackwell (AP)

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha salido hoy en defensa de los estudios que se imparten en esta institución. En su discurso de inauguración de la Exposición de Orientación Vocacional, Enrique Graue ha destacado la competente formación que reciben los jóvenes, tal y como demanda la sociedad, y lo hace, ha dicho, “con la experiencia y la certidumbre del poder transformador”. Las palabras del rector suceden a la polémica que estos días ha levantado el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien ha acusado a la UNAM de “derechista”, lo que ha motivado una tormenta entre la opinión pública de la que se hacen eco cada día los medios de comunicación. La UNAM es una de las instituciones más representativas de México y una de sus enseñas de calidad en el mundo.

“La educación que imparte la UNAM responde al llamado de la sociedad que demanda la superación colectiva y la formación de cuadros competentes y comprometidos con la prosperidad de la nación”, ha dicho el rector. Graue ha recordado que la universidad ocupa el puesto 83 entre más de 550 instituciones de educación superior en el mundo, según los listados internacionales, un respetable nivel académico que con frecuencia sacan a relucir los responsables de la institución en su publicidad social.

El presidente del Gobierno se ha referido de nuevo este lunes a esa polémica en su conferencia diaria: “Durante el periodo neoliberal, las facultades de ciencias sociales se llenaron de conservadores”. “Se han puesto enojadísimos porque hice ese pequeño cuestionamiento”, ha dicho. Pero hay quien señala ya que tras esta crítica hay un plan del Gobierno para remodelar las enseñanzas superiores, para permitir un acceso directo a todos los estudiantes, entre otras cosas. El Gobierno no ha aclarado si detrás de esta polémica hay algún proyecto de calado sobre las enseñanzas superiores. Por ahora todo queda del lado de la política cruda: para el presidente, las universidades se sometieron a la política neoliberal en los sexenios precedentes, y no estuvieron a la altura de las circunstancias terribles por las que ha atravesado el país. El intento de cobrar las colegiaturas es una seña que el presidente entiende como la privatización de la educación pública.

“Hasta la UNAM se volvió individualista, defensora de los proyectos neoliberales, perdió su esencia de formación de cuadros de profesionales para servir al pueblo”, acusó López Obrador el miércoles pasado. Este supuesto sometimiento a las políticas gubernamentales de otros tiempos ha impactado de frente con la muy renombrada autonomía de la institución, lo que ha merecido las críticas al presidente de la comunidad educativa, y no cesa el goteo de comentarios contra esta invectiva presidencial que no se acaba de entender.

Aunque no todo ha sido una defensa cerrada de la institución académica. Algunos profesores han recordado estos días ciertas carencias y desigualdades que aún persisten en la enorme ciudad que es la UNAM y sus diversos campus. Reciente ha sido la polémica por la falta de cobro de una parte de su profesorado, que llevó a los alumnos a una huelga sostenida durante días.

Las luchas estudiantiles de esta universidad han protagonizado algunas de las páginas más traumáticas de la historia reciente de México, como la masacre de estudiantes en Tlatelolco en 1968. Y sus huelgas por cuestiones más recientes en los planteles de la preparatoria también han sido sonadas, arrancando algunos compromisos de vanguardia en ámbitos como la igualdad entre sexos. Es difícil entender la vida pública de México sin el concurso de los cuadros académicos y los estudiantes de la UNAM, así como de sus instituciones culturales y académicas, con una presencia sin parangón en la vida del país.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS