México pretende inmunizar contra la influenza a un 70% de la población de riesgo antes de 2022

La campaña de vacunación, que espera inocular al 100% del grupo objetivo antes del 31 de marzo de 2022, aplicará más de 32 millones de dosis contra la gripe

Una mujer recibe una vacuna contra la influenza, este miércoles en Ciudad de México.
Una mujer recibe una vacuna contra la influenza, este miércoles en Ciudad de México.Carlos Ramírez (EFE)

Después de dar por concluida la campaña de vacunación contra la covid-19 a mayores de edad, el Gobierno mexicano se enfrenta ahora a un nuevo objetivo sanitario: inmunizar contra la influenza al 70% de la población de riesgo antes de que acabe el año, y al 100% antes del 31 de marzo de 2022. En el proceso de inoculación, que ha comenzado este miércoles, se aplicarán a lo largo de cinco meses más de 32 millones de dosis —frente a los 36 millones que se repartieron el año pasado— “a personas con mayor riesgo de complicaciones, hospitalización y mortalidad por esta enfermedad”, según ha difundido la Secretaría de Salud en un comunicado.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha señalado en el marco de la Jornada de Salud Pública Nacional 2021 de este miércoles que, a pesar de que “para la temporada 2021-2022 hasta el momento en todo el Hemisferio Norte existe una muy, muy baja actividad de la epidemiología de los virus influenza, de todos modos es importante vacunarse contra ella”. El epidemiólogo ha atribuido la baja propagación de la enfermedad a las medidas de protección ante el coronavirus: “Es muy probable que las distintas actividades de mitigación para la pandemia de covid-19 hayan tenido un impacto favorable en este aspecto”. También ha aclarado que el fármaco se aplicará a las personas que tienen un mayor riesgo de complicaciones en caso de contraer la enfermedad.

Los grupos de riesgo a los que está destinada la vacuna contra la influenza, también conocida popularmente como gripe, son los bebés de 6 a 59 meses; los mayores de 65 años; mujeres embarazadas; personal de salud; personas que padecen de diabetes u obesidad mórbida, enfermedades cardiovasculares o pulmonares crónicas, asma, cáncer, insuficiencias renales, VIH e inmunosupresión adquirida por enfermedad o por tratamiento; personas de 5 a 59 años con comorbilidades —dos o más trastornos en un solo individuo— por enfermedades cardiacas o pulmonares congénitas, crónicas y con otros padecimientos que requieren el consumo prolongado de salicilatos.

En el comunicado, también se especifica que la población de entre seis meses y ocho años que nunca haya recibido una vacuna contra esta enfermedad deberá ser inoculada con dos dosis en el intervalo de un mes. A las personas con factores de riesgo que tengan más de nueve años se les aplicará un pinchazo anual, independientemente de si habían sido inmunizados contra la influenza con anterioridad.

La influenza es una enfermedad con un comportamiento similar al del coronavirus en las primeras fases del brote, aunque mucho menos letal. La principal vía de contagio es el contacto con otra persona infectada, aunque también se puede contraer al tocar superficies previamente contaminadas por gotas de saliva de una persona enferma, según el Instituto Mexicano del Seguro Social. Los síntomas más habituales son fiebres que pueden superar los 38 grados, tos y migrañas, que pueden ir acompañados por congestión y dolores de distinto tipo.

La vacuna que aplicarán las autoridades será triple vírica, que mezcla tres componentes virales atenuados. “Esto quiere decir que tiene tres elementos: dos son virus o material antigénico, proteínas de los virus tipo A, y uno de los linajes de tipo B”, ha explicado López-Gatell. “El fármaco contra la influenza cambia su composición todos los años, puede llegar a efectividades de 80% a 85% para prevenir desenlaces graves y defunciones”, ha asegurado el subsecretario de Salud.

De las 32,3 millones de dosis que se aplicarán durante la campaña de la vacunación, 15 millones serán repartidas por la Secretaría de Salud, y el resto por instituciones de la Seguridad Social, tal y como ha declarado López-Gatell. Entre las distintas entidades públicas que colaborarán, se encuentran el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) o Petróleos Mexicanos (Pemex).

La Secretaría de Salud ha hecho también hincapié en asegurar que quien se ha vacunado contra el coronavirus puede además recibir el fármaco contra la influenza sin ningún tipo de riesgo. La campaña de inoculación contra la covid-19 concluyó el pasado viernes, después de haber inmunizado con al menos una dosis a más de 74 millones de personas, un 83% de la población adulta de México.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Alejandro Santos Cid

Reportero en El País México desde 2021. Es licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Autónoma de Madrid y máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. Cubre la actualidad mexicana con especial interés por temas migratorios, derechos humanos, violencia política y cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS