Orbelín Pineda, de regatear vacas y ser aprendiz de Ronaldinho a ser fichado por el Celta de Vigo

El conjunto español ficha a uno de los mejores talentos de México y que logró ser campeón con el Cruz Azul

El futbolista Orbelin Pineda en el partido entre México y Honduras, en el estadio Azteca, durante las eliminatorias al Mundial.
El futbolista Orbelin Pineda en el partido entre México y Honduras, en el estadio Azteca, durante las eliminatorias al Mundial.YOALI MARTINEZ (Getty Images)

Los primeros maestros de Orbelín Pineda estuvieron en el campo. Su familia se encomendaba a la ganadería en Coyuca de Catalán, en el Estado de Guerrero. Pineda, de 25 años, aprendió a regatear entre las vacas y junto a sus hermanos. Su irrupción en el fútbol ocurrió fuera de casa cuando formó parte del club Querétaro y ahí tuvo a un inusual profesor de la alegría por el balón, Ronaldinho.

Pineda, parte de la selección mexicana, es uno de los talentos que mejor se ha desarrollado en el fútbol mexicano. Debutó cuando recién cumplía los 18 años. En los vestidores coincidió con Ronaldinho, el astro brasileño que ya vivía el ocaso de su carrera pero que aún sacaba chispas. Ese plantel llegó a su primera final de la Liga MX en 2015, con el exjugador del Barcelona como estandarte. “Me tocaba sentarme en el comedor con él y yo tenía miedo de que se me cayera la tortilla o el plato. Me acuerdo que me tocó estar con la [selección] sub 17, llegué a Querétaro a incorporarme y me dijo: ‘¿Qué? ¿Ya no saludas?’. Siempre lo veía sonriendo”, contó Pineda en una entrevista con TUDN. Ronaldinho se marchó del club con problemas con la directiva; Pineda se quedó absorbiendo las enseñanzas de otro brasileño, Antonio Naelson Sinha, un 10 nato que sabía organizar el juego.

El novato Pineda se abrió paso en el fútbol mexicano gracias a su desparpajo con el balón y le llegó la oportunidad de fichar por uno de los grandes clubes mexicanos, las Chivas de Guadalajara. Con los rojiblancos ganó el doblete de Liga y Copa, además del torneo máximo de la Concacaf que le permitió jugar el Mundial de Clubes.

Su calidad hizo saltar las alarmas de los reclutadores y visores internacionales. En 2016, la prensa inglesa destacó que Orbelín Pineda era uno de los candidatos a futuro de Pep Guardiola, entrenador del Manchester City. El futbolista mexicano, sin embargo, salió del Guadalajara pero para quedarse en su país. El Cruz Azul le fichó en 2018 con la esperanza de romper una maldición de más de 20 años sin ganar la Liga. Pineda y su creatividad fueron clave para que el equipo de la cementera ganara en 2021 su sufrido trofeo.

Orbelín Pineda, durante un partido con el Cruz Azul.
Orbelín Pineda, durante un partido con el Cruz Azul.Eloisa Sanchez de Alba (Getty Images)

Pineda también simboliza el cambio de los tiempos en México. Su contrato finalizaba a inicios de 2022 y era libre de negociar con otro club. Parece una obviedad, pero durante décadas en el fútbol mexicano había un bloqueo a los jugadores que querían firmar con otro club. A eso se le conocía como pacto de caballeros, una estrategia de los dueños del fútbol mexicano para impedir que los jugadores pudieran negociar su salida. “Nos quedamos con un mal sabor de boca con su salida”, dijo Víctor Velázquez, uno de los altos mandos de Cruz Azul. “Me voy bien de Cruz Azul, le dejé una estrella al escudo, salí por la puerta de enfrente”, respondió el mexicano.

El Celta de Vigo fichó al mexicano como jugador libre por los próximos cinco años. Coincidirá con su compatriota, el defensa Néstor Araujo y con el entrenador argentino Eduardo Coudet, quien labró una carrera en el fútbol mexicano en sus tiempos de futbolista. Orbelín Pineda, amante del jaripeo [el espectáculo de charrería], empezará de cero, como en sus tiempos de novato, para ganarse un sitio.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Diego Mancera

Es coordinador de las portadas web de la edición América en EL PAÍS. También se encarga de informar de historias deportivas de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS