Una “operación de Estado”: Arturo Zaldívar denuncia la injerencia de Felipe Calderón en el caso de la Guardería ABC

El presidente de la Suprema Corte sostiene que hubo un intento de proteger a la familia de Margarita Zavala. La esposa del exmandatario lo rechaza de plano y le acusa de mentir

Familiares de la víctimas de la Guardería ABC durante una protesta ante Palacio Nacional.
Familiares de la víctimas de la Guardería ABC durante una protesta ante Palacio Nacional.

Murieron 49 niños y más de 100 sufrieron lesiones. Han pasado casi 13 años desde el incendio de la Guardería ABC, en Hermosillo, pero el caso aún resuena más allá del drama: un compendio de negligencias por las que fueron condenados 22 funcionarios federales y del Estado de Sonora. La investigación del escándalo siempre tuvo una dimensión política, ya que una prima de la esposa del entonces mandatario, Felipe Calderón, figuraba entre los propietarios del centro. Ahora, sin embargo, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, ha denunciado abiertamente la injerencia de Calderón en un intento de proteger a su familia. Fue, afirmó el martes en un acto público, una “operación de Estado”. La ex primera dama y hoy diputada federal Margarita Zavala lo niega y acusa al magistrado de mentir.

Zaldívar entró en el máximo órgano judicial de México a finales de 2009 precisamente a propuesta del exgobernante, del Partido Acción Nacional. Mientras aún estaba aterrizando en la Corte se le encomendó determinar las posibles responsabilidades de las autoridades en el incendio. “Cuando hoy veo el tiempo que les ha costado a algunos de mis compañeros aclimatarse, tomo conciencia de lo importante que era, a los dos meses de haber llegado, este asunto y el tamaño de la jugada que me quisieron hacer mis compañeros ministros, chamaqueándome”, recordó durante la presentación del libro Autobiografía jurisprudencial.

El presidente del alto tribunal contó su versión de lo ocurrido y develó algunos de los entresijos del caso, trasladando un clima de máxima tensión. “Pensaron que lo que iba a hacer era convalidar el autoritarismo de Felipe Calderón y su Gobierno y nunca se esperaron que yo fuera a promover o presentar un proyecto como el que presenté”, mantuvo. Ese primer proyecto fue discutido durante tres días a mediados de junio de 2010, al cumplirse un año de la tragedia, y concluyó que “en los hechos que constituyeron violaciones graves de garantías individuales estuvieron involucrados siete servidores públicos de los ámbitos municipal, estatal y federal”. La investigación, en cualquier caso, no quedó resuelta bajo el sexenio de Calderón, que terminó en 2012, y más tarde se sumaron otros funcionarios.

Antes de ese debate, Zaldívar avisó al secretario de Gobernación, Fernando Gómez-Mont. Lo hizo, dijo, “”por una cuestión de elemental lealtad institucional y personal”: El político panista fue a verle a su despacho y le trasladó el malestar del presidente: “Dice que no te apoyamos para esto”. A lo que el magistrado, según su propio relato, contesto: “Dile que postuló a un ministro, no designó a un secretario de Estado”. La temperatura de la conversación fue subiendo hasta los gritos, continuó.

Era un miércoles por la noche y al terminar la plática, el juez llamó a su secretaria particular y pidió que guardaran bajo llave dos ejemplares firmados del proyecto. Por último, dio instrucciones de avisar a la prensa si al día siguiente no aparecía en la Corte. “Hoy puedo dar fe”, enfatizó Zaldívar, “de una operación de Estado para proteger a la familia de la esposa del presidente, para proteger a los altos funcionarios públicos de ese Gobierno que hoy viene a hablar de Estado de derecho, de autonomía y no de sé cuántas cosas sin ninguna autoridad moralidad para decirlo, porque yo puedo dar fe de que eso es una hipocresía”.

El máximo responsable del poder judicial nunca ha ocultado su sintonía con el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, aunque en ocasiones ha tomado decisiones en contra de su criterio y defiende que en ningún otro sexenio hubo tanta separación de poderes. “Nunca había habido una división de poderes en México como ahora”, mantuvo en una entrevista con EL PAÍS. Sus palabras sobre la Guardería ABC, subrogada del Instituto Mexicano del Seguro Social, han provocado este miércoles la reacción de Margarita Zavala, que través de sus redes sociales se ha empleado en desmentir todo el relato.

“Miente al decir que hubo una operación para proteger a mi familia. La concesión fue de años antes que Felipe Calderón entrara a la Presidencia. Y fue el propio Gobierno federal el que denunció y obtuvo órdenes de aprehensión incluso contra una pariente mía en sexto grado y otros”, ha escrito la esposa del exmandatario. Zavala rechaza también que ninguna autoridad buscara a los padres de los niños fallecidos en la Guardería ABC. “Desde el día siguiente de la tragedia tuvimos varios encuentros en Hermosillo y en la Ciudad de México. También tuvieron pláticas con autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social y de Salud”, ha proseguido.

Zaldívar no ha replicado, pero la Suprema Corte ha difundido un comunicado en el que su presidente vincula su actuación en el tribunal a sus convicciones éticas. “Lo importante es tratar de estar siempre del lado correcto de la historia y para mí el único lado correcto de la historia es el de los derechos de todas las personas, sobre todo de los que menos tienen, de los más desfavorecidos, de los marginados de este país: de todos aquellos que no tienen voz y a los que las y los jueces constitucionales les damos voz con nuestras sentencias”, afirma.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Es editor de EL PAÍS América. Empezó a trabajar en EL PAÍS en 2006 tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS