La justicia ordena la suspensión temporal de la alcaldesa de Cuauhtémoc por robo, abuso de autoridad y discriminación

Sandra Cuevas, acusada de supuesta agresión a policías, tendrá prohibido salir de México y acercarse a las víctimas mientras se resuelva el caso

La alcaldesa de Cuauhtémoc, una de las 16 demarcaciones de Ciudad de México.
La alcaldesa de Cuauhtémoc, una de las 16 demarcaciones de Ciudad de México.Alcaldía Cuauhtémoc (Alcaldía Cuauhtémoc)

Un juez de control de Ciudad de México ha ordenado este lunes la suspensión temporal de la alcaldesa de la demarcación Cuauhtémoc por los supuestos delitos de robo, abuso de autoridad y discriminación. Sandra Cuevas, elegida en las pasadas elecciones de junio en las listas de la coalición opositora Va por México (PAN, PRI y PRD), fue denunciada hace un mes por dos mandos de la policía auxiliar de la capital por agresión. La Fiscalía local formuló una imputación formal contra la regidora y otros tres funcionarios y el juez ha determinado que, mientras se resuelva el caso, deben ser relevados de su cargo. La resolución incluye también “la presentación periódica [ante el tribunal], así como la prohibición de salir del país y de acercarse a las víctimas”. La audiencia se reanudará el próximo jueves.

El caso empezó el pasado 11 de febrero. Según las investigaciones, dos agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana tuvieron “un diferendo” con unos comerciantes mientras trabajaban en el centro histórico intentando ordenar las actividades de venta informal. Según el portavoz de la Fiscalía, Ulises Lara López, ambos fueron convocados por la alcaldesa, que ha hecho una bandera de su cercanía a los trabajadores de los tianguis, para “dialogar y trabajar en la ampliación del servicio de vigilancia”. Los primeros datos apuntaban a que las entrevistas degeneraron al cabo de unos minutos y así “quedó asentado en la indagatoria que ambos uniformados fueron agredidos tanto verbal como físicamente en repetidas ocasiones por la titular de la alcaldía así como por varios hombres que allí se encontraban”.

Los denunciantes también aseguraron que “fueron despojados de sus radios de transmisión y privados de su libertad por instrucciones de la alcaldesa por más de una hora en otro salón”. Además, agregaron, fueron grabados por cámaras de video. “Finalmente, tras golpes y empujones ambos mandos pudieron salir”, señaló la Fiscalía de Ciudad de México, aunque según la versión de los agentes el jefe de gabinete de Cuevas les presionó para que no interpusieran denuncia. La regidora siempre ha rechazado de plano las acusaciones, que atribuye a su abierta rivalidad con el partido de Andrés Manuel López Obrador, Morena, y la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum. No obstante, la política aún no ha comparecido en la práctica ante la justicia, ya que alegó indisposición para no acudir a primera vista y la segunda fue aplazada debido a una solicitud de reemplazo de la defensa.

Tras conocerse este lunes la decisión del juez, la alcaldesa ha asegurado a través de sus redes sociales que el viernes entregó a la policía “el video que detalla los hechos ocurridos en las instalaciones de la alcaldía de Cuauhtémoc el pasado 11 de febrero”. “Con esta prueba sólida, estoy tranquila y confiada en que todo saldrá a mi favor”, ha manifestado Cuevas, quien resta importancia a las medidas cautelares.

Cuevas ha recibido múltiples cuestionamientos de colectivos vecinales de la demarcación territorial, una de las más emblemáticas de Ciudad de México al abarcar colonias como el centro histórico, Santa María de la Ribera, la Roma, la Juárez o la Condesa. Sin embargo, la regidora, que lleva unos cinco años en política y tiene experiencia profesional en organización de eventos, ha tratado de sortear las protestas desviando la atención. Ocurrió, por ejemplo, hace dos semanas, cuando contraprogramó la convocatoria de una movilización con un acto festivo en el que incluso lanzó desde un balcón de la alcaldía algunos balones que llevaban pegados billetes de 500 pesos.

Los billetes caídos del cielo le costaron una lluvia de críticas, ante lo que la alcaldesa negó la evidencia recogida por varias grabaciones y testimonios directos de los reporteros presentes. No es la única polémica que ha protagonizado. En octubre afirmó: “A mí no me gustan los pobres”. Después se vio obligada a matizar sus palabras y explicó que intentaba defender “una economía de ricos”. En ese caso se trataba de un juicio a sus valores políticos. Ahora Cuevas enfrenta un procedimiento judicial con graves acusaciones. De momento, ha quedado suspendida. El jueves la justicia resolverá sobre su futuro.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS