Elecciones territoriales con mensajes nacionales: Ebrard es aclamado al grito de “Marcelo, presidente” en Hidalgo

Los partidos se vuelcan en la campaña del 5 de junio, una votación que mide el impulso de Morena y la capacidad de reacción de la oposición en seis estados

El canciller Marcelo Ebrard participó con un discurso en la campaña del candidato de Morena en Hidalgo, Julio Menchaca Salazar.
El canciller Marcelo Ebrard participó con un discurso en la campaña del candidato de Morena en Hidalgo, Julio Menchaca Salazar.

Falta poco más de un mes para las elecciones del 5 de junio, una votación que renovará a los gobernadores de seis estados. La cita convoca a un número modesto de votantes, menos de 12 millones, pero es determinante no solo para el futuro de esos territorios (Tamaulipas, Oaxaca, Quintana Roo, Aguascalientes, Hidalgo y Durango), sino también para muchos equilibrios nacionales. Morena, el partido oficialista, aspira a ampliar su poder y mide su capacidad de movilización cuatro años después del triunfo de Andrés Manuel López Obrador. Y la oposición, que concurre bajo la alianza de PRI, PAN y PRD en la mayoría de las plazas, afronta el reto de demostrar si tiene mimbres para resistir y reconstruir su proyecto con vistas a 2024. Los partidos ya están volcados en la campaña, que multiplica la visibilidad de sus dirigentes y el contacto con las bases. Este domingo, por ejemplo, Marcelo Ebrard ha sido aclamado al grito de “Marcelo, presidente” durante un acto en Hidalgo.

El canciller se ha dado un primer gran baño de masas en esta carrera electoral para manifestar su apoyo al candidato Julio Menchaca en Acatlán. “Acepté su invitación para este domingo, somos compañeros y militantes de la causa de la Cuarta Transformación que encabeza el presidente López Obrador. Son tiempos de definición, aquí estamos”, ha explicado a través de sus redes sociales. Los videos difundidos muestran el calor recibido por los militantes. Primero, “Marcelo, Marcelo”, después “Julio, gobernador”, y finalmente “Marcelo, presidente”. El secretario de Relaciones Exteriores es uno de los favoritos para suceder al presidente, junto con la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, el veterano senador Ricardo Monreal o el secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Hoy Ebrard ha confirmado, como ya había hecho en otras ocasiones, su intención de buscar una candidatura, que será definida finalmente por los simpatizantes de la Cuarta Transformación a través de una encuesta. Un sondeo de SIMO Consulting para EL PAÍS realizado el pasado mes de marzo situaba a Ebrard como ganador por la mínima de una votación interna, con un 34%, seguido de Sheinbaum.

Esta mañana el propio mandatario también ha hablado de elecciones desde la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco. López Obrador ha reivindicado su proyecto de soberanía energética para hacer campaña en clave local, es decir, ante los comicios de junio, pero también en clave nacional. “Tenemos cinco abridores, mujeres y hombres, y como diez cerradores, mujeres y hombres, y todos tiran más de cien millas”, ha dicho en referencia a los aspirantes a tomarle el relevo. El jefe del Ejecutivo siempre ha prometido mantenerse neutral, pero hoy ha agregado que sea quien sea el elegido o la elegida no tendrá rivales: “Lo que sí les puedo decir es que vamos a seguir ganando los juegos por paliza”.

Hidalgo ha sido también el estado elegido este fin de semana por Alejandro Moreno, dirigente del Partido Revolucionario Institucional, una fuerza que se enfrenta a su posible derrota -según los estudios de opinión- tras casi un siglo en el poder. Ya ocurrió en los comicios de mitad de período del año pasado en Campeche. El actual aspirante de Morena, Menchaca, empezó precisamente su carrera política en el PRI y en 2016 se presentó a la presidencia municipal de Pachuca como independiente, antes de sumarse al movimiento obradorista.

En un mensaje difundido por su perfil de Twitter, Moreno trata de movilizar a las bases. “La fuerza de la militancia del PRI, del PAN y dle PRD sigue trabajando en el territorio, seguimos avanzando y por eso Caro [en alusión a la candidata Carolina Viggiano Austria] será la próxima gobernadora”, ha enfatizado antes de dedicar unas palabras al futuro. “Rumbo al 24 tenemos tiempo y momento, seguiremos construyendo nuestra propuesta, tenemos que transitar en el 2022, en el 2023. Vamos juntos, PAN, PRI y PRD se mantiene sólido, seguiremos sumando fuerzas políticas, vamos la llegar consolidados y e vamos a ganar la presidencia de la República a Morena”, ha continuado.

El líder de Morena, Mario Delgado, también ha lanzado este domingo un mensaje de unidad. “Convocamos a militantes, simpatizantes y a todo el pueblo de México a que permanezcamos unidos y sigamos en permanente movilización para que este 2022 llegue la transformación a seis estados más”, ha llamado. De momento, la llamada Cuarta Transformación cuenta con 18 de los 32 gobernadores del país. Las encuestas vaticinan ahora su victoria en al menos cuatro de los estados en juego el próximo junio (Oaxaca, Hidalgo, Quintana Roo y Tamaulipas). La votación definirá el alcance de su empuje territorial.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Es editor de EL PAÍS América. Empezó a trabajar en EL PAÍS en 2006 tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS