Muere ‘Meche’ Carreño, ícono transgresor del cine mexicano

Ganadora del Ariel por su papel en ‘La Choca’, la actriz y productora falleció a los 74 años en Estados Unidos

La actriz y productora de cine Mercedes "Meche" Carreño, nacida en 1947 en Minatitlán, Estado de Veracruz (México).
La actriz y productora de cine Mercedes "Meche" Carreño, nacida en 1947 en Minatitlán, Estado de Veracruz (México).@cultura_mx (RR. SS.)

Mercedes ‘Meche’ Carreño, actriz y guionista mexicana famosa por sus protagónicos desnudos, violencia y temáticas como el aborto y la infidelidad, ha fallecido este viernes a los 74 años. La familia confirmó el deceso a TV Azteca, ocurrido en un hospital de Estados Unidos debido a complicaciones relacionadas con un cáncer de hígado.

Estudiante de arte dramático, Carreño incursionó en la actuación de la mano de Alejandro Jodorowsky y Carlos Ancira mientras alternaba su incipiente carrera con el modelaje. Fue a través del monokini, el icónico traje de baño que rompía con la máxima de ocultar el cuerpo femenino, que su nombre saltó a la fama: tras modelar esta pieza, la actriz veracruzana alcanzó reconocimiento en el cine nacional y en 1967 protagonizó Damiana y los hombres, donde dejó entrever por primera vez su presencia magnética y transgresora encarnando a una vendedora de flores devenida en modelo.

En paralelo a Isela Vega, símbolo inequívoco del erotismo en el cine mexicano, ‘Meche’ Carreño forjó una carrera basada en papeles que exploraban la sexualidad femenina. Su presencia en desnudos y tramas provocadoras e infrecuentes en la época catapultó su figura, que alcanzó el clímax de su carrera en La Choca (1974), película dirigida por Emilio ‘El Indio’ Fernández, que le valió el Ariel a mejor coactuación femenina.

La secretaría de Cultura federal recordó a la actriz como un “símbolo de libertad en el cine mexicano”, una despedida a la que se unieron la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), el Instituto Mexicano de Cinematografía y decenas de voces de la cultura nacional. Con más de veinte producciones en su haber, Carreño entabló una fructífera relación profesional y de pareja con el director Juan Manuel Torres a mediados de los setenta, una dupla con la que consolidó su protagonismo en el cine mexicano con películas como La vida cambia (1976) y La otra virginidad (1975), ganadora del Ariel a mejor película.

La actriz también incursionó en la televisión como protagonista de la telenovela Siempre habrá un mañana (1974) y compartió pantalla con Juan Gabriel en El Noa Noa (1981) antes de retirarse de la actuación en definitiva a inicios de los ochenta.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS