La infanta Cristina, a la izquierda, y la infanta Elena, en una foto de archivo de 2008, en Madrid.
Artículo bajo registro

Ser VIP

El craso error de las infantas es no conocer este país, donde el resentimiento mediático es considerado afán de justicia y se ha levantado la veda para cuanto suena a dañino contra la monarquía

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada