Frutas con hueso como el melocotón constituyen un saludable tentempié en la playa: tienen baja densidad calórica, alto aporte vitamínico y de fibra... y suplen a otras chucherías.
COMER SANO EN FAMILIA, UN PROYECTO DE EROSKI

Frutas de hueso: el dulce regalo del verano

Carmen García|

Incorporar fruta fresca al menú diario reduce el riesgo de obesidad. Si además en su producción se han buscado los medios más sostenibles, tendremos un bocado bueno para nuestra salud y más responsable con el planeta

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada