Seleccione:
EL PAÍS
El escultor Carlos Purroy en su estudio de Mutilva (Navarra).

El escultor que se escondía tras un aguerrido defensa

Daniel Domínguez|

Carlos Purroy jugó más de un centenar de partidos en LaLiga Santander en los ochenta mientras estudiaba Artes Aplicadas. Algo nada común. Se enfrentó a históricos como el argentino Diego Armando Maradona. Su entrenador en el Athletic Club le decía que nunca había conocido a un “futbolista artista”. Una de sus obras más gigantescas es un homenaje a la afición de su ciudad natal, Pamplona

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada