Un ciclista en un carril bici en la calle de Alcalá a su paso por la plaza de Cibeles.
Artículo bajo registro

La estafa es Madrid

El alcalde vende unos míseros kilómetros de carril bici en la Castellana como si fuera una gran obra de ingeniería y, llevando la contraria a la lógica de la bici, a su objetivo último, el de cambiar los hábitos y aligerar el tráfico

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada