Pere Aragonès (izq.) y Quim Torra, en una reunión del Govern.
Artículo bajo registro

1,6%

Seguramente, con el Gobierno de Torra y Aragonès se ha tocado el cénit de la desconfianza ciudadana en la capacidad y en la voluntad de encarar las cuestiones políticamente relevantes para la ciudadanía

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada