Ai Weiwei, a principios de octubre, en la Cordoaria Nacional, en Lisboa.
Perfiles

Ai Weiwei: memorias de un hombre sin hogar

Ha convertido el arte en protesta y el activismo en arte. En Lisboa, donde se ha instalado hace un año, Ai Weiwei repasa los episodios más duros de su vida. “Tuve una niñez muy difícil, pero sin ella no podría haberme convertido en quien soy”. A los 64 años, es un artista perseguido en China y apreciado en el resto del mundo. Conversamos con él de sus memorias.

Paul Dickopf, jefe de la Policía Federal Criminal (BKA), en su despacho como presidente de la Interpol en los años cincuenta.
Artículo bajo registro

Alertas perversas

Las notificaciones rojas de Interpol se han convertido en un coladero: gobiernos autoritarios como Turquía, Rusia, Irán o China usan las alertas para detener a sus enemigos políticos

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada