El maíz amargo del Ixcán: un portón abierto de par en par al contrabando

Toneladas de cereales atraviesan cada día el paso de Nuevo Orizaba / Ingenieros, uno de los ocho accesos formales que comparten México y Guatemala a lo largo de una frontera agujereada por decenas de entradas ciegas. El tráfico ilegal de grano, que perjudica gravemente a la economía guatemalteca, se produce a la luz día, con absoluta impunidad

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada