El futbolista David Beckham y su esposa, Victoria Beckham dejan su hotel de Madrid en julio de 2003.
Artículo bajo registro

Supercoñazo

Solo hay algo más triste que un multimillonario que se gasta todo su dinero todo el rato en generar más dinero y es uno que no se gasta nunca jamás su dinero en absoluto

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada