El estudio y biblioteca de Gabriel García Márquez en su casa en la colonia San Ángel de la Ciudad de México.
Columna

La voluntad

Muchos colegas me preguntan en México cómo hacer para no sucumbir al desánimo cuando escriben. Les doy respuestas idiotas. Sólo debería repetirles el verso de William Blake: “Aquel que desea pero no actúa engendra peste”

Mario Vargas Llosa (a la izquierda) y Fernando Savater.
Columna

Soñé con escritores

Estuve con Savater en el Derby. Él era el caballo; yo, el jinete. Íbamos los últimos. Nos perdimos en el bosque. El camino de salida nos llevó a Las Ventas. En el centro del ruedo un toro empitonó a Savater. Le dije: “Esto te pasa por taurófilo.” Él se partía de risa

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada