El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el expresidente Carles Puigdemont, tras su reunión en Waterloo (Bélgica) este viernes.
Artículo bajo registro

Acomodados

Que los capitalistas y los obispos catalanes, es decir, el poder feudal, apoyen el indulto no es una decisión de los últimos días. Es una inversión mercantil a largo plazo que espera opulentos beneficios

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada