GRANDES REPORTAJES

El actor con cara de púgil

Jorge Sanz fue durante años un seductor, el niño mimado de los grandes directores españoles. Hoy, con 37, atesora más de medio centenar de películas, un hijo y muchas tablas. Ahora regresa al cine con 'Bienvenido a casa', de David Trueba.

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada