Un ciudadano con una mascarilla en la que se pueden leer las palabras que pronunció George Floyd: "No puedo respirar"
Artículo bajo registro

La bondad

La rodilla que asfixia está siempre ahí, invisible, como la mano del mercado (quizá sean la misma cosa), sobre el cuello de alguien, normalmente sobre el cuello de las clases más desfavorecidas

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada