Nevenka Fernández durante el anuncio de la presentación de una querella criminal contra el entonces alcalde de Ponferrada, Ismael Álvarez, el 26 de marzo de 2001.

Perro mundo

Cuando Nevenka Fernández denunció el acoso sexual del entonces alcalde de Ponferrada, sufrió el aislamiento de la izquierda y los movimientos feministas, seguramente porque era de derechas, guapa e inteligente

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada