Opinión

Puig y el castigo de Sísifo

El presidente valenciano empuja la pesada reivindicación de la financiación por la empinada cuesta de La Moncloa y antes de llegar a la cima el Gobierno la hace rodar por el repecho hasta abajo para que repita el decepcionante proceso una y otra vez