Montserrat Roig retratada en 1991, pocos meses antes de su muerte.
Artículo bajo registro

Más viva que yo

El tiempo fue mezquino con Montserrat Roig, pero vivió más en sus 45 años que muchos otros en 90. Luchó por sus ideas, viajó, tuvo amigos, disfrutó a sus hijos, rio mucho y en ocasiones lloró, amó tórridamente. Y escribió libros formidables que hoy, por fin, pueden ser leídos sin prejuicios

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada