Seleccione:
EL PAÍS
La nueva vida de Andorra después del carbón

La nueva vida de Andorra después del carbón

En junio de 2020 se congeló para siempre el calor de las torres en la central térmica de Andorra. Este pueblo turolense de más de 7000 habitantes ha vivido por y para el carbón desde los años 80. Primero dedicado a la minería, y después a la central, propiedad de la compañía eléctrica Endesa, que ha marcado la vida de los andorranos hasta el cierre definitivo hace menos de dos años

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada