El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Alguero, Italia.
Artículo bajo registro

Eméritos

La figura de Puigdemont evoca a la de aquellos viejos monarcas eslavos, destronados por la guerra mundial, que paseaban su triste exilio por la Europa del Este después de 1945

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada