CARTAS AL DIRECTOR
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

¿Cuánta agua tiras?

Los lectores opinan sobre el consumo responsable del agua, las relaciones humanas, la violencia machista, la estrategia de vacunación y sobre el envejecimiento activo

Ahorremos agua, es un bien de todos.
Ahorremos agua, es un bien de todos.PIXABAY

El agua es, junto con el sol y el suelo, lo más importante para la vida en nuestro planeta. Hasta cotiza en Bolsa. Y, sin embargo, ¡cómo la malgastamos! Lo he medido: en invierno, en mi piso, con instalación de caldera de gas, hasta que el agua caliente llega al cuarto de baño se van directamente al desagüe entre 7 y 10 litros. Una familia de cuatro personas, solamente esperando a que la temperatura sea la deseada para la ducha, el fregadero, el lavabo, etcétera, calculo que tira, sin utilizar, como mínimo 100 litros de agua potable al día. Existen aparatos domésticos de fácil instalación para evitar este desperdicio e incluso una normativa de hace unos años que, inexplicablemente, nunca se llegó a aplicar. Sería muy útil instalarlos en las viviendas de nueva construcción, así como en las reformas de cocinas o baños, que tan frecuentes son últimamente. Hagámoslo. Las futuras generaciones nos lo agradecerán.

Carmen Alonso Núñez. Madrid


Un domingo cualquiera

Cierro los ojos, tumbada en el sofá de la casa de mis padres, cualquier domingo por la tarde. Oigo el leve ruido que hace mi padre al pasar las páginas del periódico. A su lado, en el otro sillón, mi madre lee el suplemento del domingo. Sentirlos tan cerca me reconforta. Y pienso: “¡Esto es vida!”. Dando por hecho que será así para siempre. Y ya han pasado dos años desde tu repentina pérdida, papá. Y aquí seguimos, comprando cada domingo EL PAÍS, como tú hacías, tratando de seguir la vida sin ti.

Elena García Ruiz. Málaga


Concentración contra la violencia machista en la Puerta del Sol de Madrid.
Concentración contra la violencia machista en la Puerta del Sol de Madrid.Sergio Pérez (REUTERS)

Ni una sola lágrima más

Gritos, amenazas, nadie acude en su ayuda; su rostro va de derecha a izquierda, mientras, con sus manos, intenta aplacar los golpes. Un día sí y otro también, la historia se repite. Nadie encuentra el remedio para detener esta lacra que se ha llevado a más de 1.000 personas y parece no tener fin. Muchas denuncian, pero no es suficiente; unos creen el relato, otros no le dan importancia. Y mientras, las víctimas seguirán sintiendo el miedo y la sospecha de que si hay una próxima vez, para ellas ya sea demasiado tarde. Ni un golpe más, ni una amenaza más y que ni una sola lágrima provocada por el miedo o la impotencia resbale por ninguna mejilla.

Fernando Marcén Letosa. Leciñena (Zaragoza)


¿Para cuándo mi segunda dosis?

Soy un triste profesor y, por qué no, un profesor triste. En el mes de marzo me pusieron la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. Ya han pasado tres meses de mi primera dosis y sigo esperando la segunda. Mi sorpresa es que en las noticias comentan que van a adelantar la vacunación de ciertos colectivos de las 12 semanas previstas a 11 para evitar riesgos con la variante india. Como siempre, los profesores que éramos importantísimos, ya no lo somos tanto. ¿Me podré ir de vacaciones vacunado? No lo creo, ya se han olvidado de nosotros y hasta septiembre ya no interesa lo que digamos. Si cuando comience el curso no tengo la pauta completa, yo me quedaré en casa para no enfermar. Quienes diseñan la estrategia de vacunación no lo tendrán que hacer, ya estarán vacunados.

Juan Diego. Madrid


Disfrutar de todas las etapas

Después de trabajar para vivir y vivir para trabajar, muchos jubilados, por la pandemia con sus confinamientos y limitaciones de movilidad, hemos sentido que nos quitaban parte del tiempo que nos quedaba para disfrutar de nuestro merecido descanso. Si encima nuestra esperanza de vida es inferior a lo esperado porque la edad biológica es superior a la cronológica, nos tendremos que replantear las prioridades del breve futuro que tenemos ante nosotros. Además de cumplir con nuestras obligaciones personales (envejecimiento activo), familiares (ayudas y cuidados), ciudadanas, etcétera, tenemos que estar motivados y disfrutar el aquí y el ahora, practicando la empatía y la espiritualidad.

Fernando Serrano Echeverria. Eibar (Gipuzkoa)


Los textos de esta sección tienen que enviarse exclusivamente a EL PAÍS y no deben tener más de 100 palabras (700 caracteres sin espacios). Deben constar nombre y apellidos, ciudad, teléfono y DNI o pasaporte de sus autores. EL PAÍS se reserva el derecho de publicarlos, resumirlos o extractarlos. No se dará información sobre estas colaboraciones. La dirección para escribir en esta sección es CartasDirector@elpais.es

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS