Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

La vacuna, un logro inédito para España

La propuesta de la empresa Hipra se sitúa como una opción más en la lucha contra la pandemia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la derecha en la imagen, durante una visita en abril en la multinacional farmacéutica española HIPRA, en Amer (Girona).
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la derecha en la imagen, durante una visita en abril en la multinacional farmacéutica española HIPRA, en Amer (Girona).Fernando Calvo (POOL)

El desarrollo de la vacuna contra la covid-19 de BioNTech y Pfizer, la más común en Europa, ha supuesto una inversión de más de 1.700 millones de euros. La llegada a la meta de los ensayos clínicos en humanos de la propuesta española de la empresa Hipra no llega al 10% de esa cifra, con una aportación pública de 11 millones de euros.

Más información
Así se probará la vacuna española de Hipra: ya tiene los voluntarios de la primera fase y en la segunda admitirá inoculados

Llegar al ensayo con personas tras obtener unos buenos resultados en las fases previas, que hacen prever que tendrá niveles de seguridad y eficacia óptimos, si nada se tuerce, es un logro inédito para España en el marco de este enorme desafío global. Decenas de naciones han emprendido un camino similar y aún no vislumbran la meta.

Este éxito ha podido conseguirse en menos de 24 meses —el desarrollo de una vacuna en tiempos prepandémicos suponía unos 10 años de media— por una empresa privada especializada en sanidad animal que, ante el avance del coronavirus, creyó que podía aportar algo. La colaboración pública también ha sido crucial para consolidar esta iniciativa.

De esta forma, con un presupuesto mínimo y una voluntad máxima, Hipra ha conseguido situarse en la carrera por aportar soluciones a la mayor crisis sanitaria vivida por la humanidad en un siglo. Y aún quedan proyectos españoles que podrían empezar a dar resultados el próximo año. Los responsables de una de las vacunas que desarrolla el CSIC confían en obtener el permiso para los ensayos con personas en breve y el resto de iniciativas se mantiene sin pausa con la intención de sumarse a este proceso a partir de 2022.

Pese a haber conseguido España la inmunización completa de casi un 70% de la población, las amenazas de la variante delta y las que puedan surgir, la posible necesidad de dosis de recuerdo y la falta de inmunización de gran parte del planeta convierten las propuestas españolas en oportunas y necesarias. La pandemia no ha acabado y las vacunas van a seguir siendo imprescindibles durante mucho tiempo más.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS