ANATOMÍA DE TWITTER
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Togas para todos y juicios amañados

La última en sentarse en el banquillo ha sido la atleta Ana Peleteiro. Delito: comprarse un coche de alta gama

Ana Peleteiro posa con la medalla de bronce obtenida en los Juegos Olímpicos el pasado 2de agosto en Tokio.
Ana Peleteiro posa con la medalla de bronce obtenida en los Juegos Olímpicos el pasado 2de agosto en Tokio.Juan Ignacio Roncoroni (EFE)

Se dice a menudo que todo el mundo lleva un entrenador, incluso un seleccionador nacional, dentro. Mentira. Es un juez. Un juez multidisciplinar, especializado en todo o nada, que es lo mismo, muy trabajador e implacable: casi siempre pone la pena máxima. La sede de su juzgado está en Twitter, es decir, en todas partes. Cada mañana, se viste la toga, se coloca las puñetas, coge el mazo y dicta sentencia: culpable, culpable, culpable.

La última en sentarse en el banquillo ha sido la atleta Ana Peleteiro, medalla de bronce en los recientes Juegos Olímpicos. Delito: comprarse un coche de alta gama y compartir en redes su alegría por ello. Directa al trending topic.

Dijeron los jueces:

- " Ana Peleteiro, negra por fuera y roja por dentro. La atleta progre se compra un coche de 50.000 euros” (@mediterranoDGT)

- “Ana Peleteiro no me cae mal ni por negra ni por roja ni porque se compre coches caros. Me cae mal porque la soberbia y el ir permanentemente de sobrada refleja una forma de ser que detesto” (@señoramaru).

- “Ana Peleteiro es un polo Drácula” (@remiggius)

- “Aquí la comunista de mierda dando ejemplo. Vaya cínica de mierda. Qué asco das. (joseadolo1970)

- “Ana Peleteiro se compra un cochazo de 55.000 euros está en su derecho. Pero que no nos venda que se siente oprimida por los que se lo hemos pagado. (@bemdele)

- “El problema no es que te compres un coche de 55.000 €. El problema es que os pasáis la vida hablando de moral y diciéndole a los ricos en qué tienen que gastar su dinero. El ‘Caprichazo’ de 55.000 euros de Ana Peleteiro por el que ha esperado 7 meses (@harryelsocio)

- Así da gusto estar al lado de la izquierda, del necesitado...¡Lo que viene a ser “haz lo que yo diga pero no lo que yo haga”. El ‘Caprichazo’ de 55.000 euros de Ana Peleteiro por el que ha esperado 7 meses (@ratitatinajera)

No son juicios con garantías, pero la entrada es libre, así que también se presentaron muchos abogados defensores. Dijeron:

- ¿Cuántas veces hay que decir que ser de izquierdas no implica hacer voto de pobreza? (@judit_sinhache)

- Os molesta más que Ana Peleteiro se compre un coche con su dinero, que os roben a manos abiertas corruptos, estafadores y demás pelaje. Así nos va (@AntonioMautor).

Y declaró la acusada, en su turno de última palabra:

- “La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.” (Jackson Brown). “Adiós Twitter y buen fin de semana a todos”.

Ojo, también hay juicios amañados. Día de autos: El diputado de Vox José María Sánchez llama “bruja” a la socialista Laura Berja durante el pleno del Congreso. Una periodista de la Sexta pregunta a Macarena Olona si le parece bien lo que ha hecho su compañero de partido y esta responde con agresividad. Le llueven las críticas por el intolerable trato a la prensa. En los días siguientes, Olona concede sendas entrevistas a Periodista digital y Libertad digital en las que asegura que la pregunta era “insultante” y que fue su propia cadena la que difundió las imágenes “para formar un circo” y “demonizar” a Vox sin tener en cuenta que la reportera “tiene familia”.

En realidad, además de todos los compañeros indignados con el trato a la periodista, uno de los primeros en difundir el vídeo de lo ocurrido fue Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox, que añadía a las imágenes el siguiente comentario elogioso: “Macarena leona es mucho más Macarena”.

En cuanto a las preguntas, se entiende mejor que la diputada considerara “insultante” un “Quería saber si a usted le parece bien que se llame bruja a una diputada” teniendo en cuenta las que le planteó Alfonso Rojo en Periodista Digital: “¿Le ha chocado que tantos periodistas hayan cargado contra usted por dejar en evidencia a una reportera de la Sexta?”; “En cualquier caso, no es solo la Sexta, parece una epidemia general y lo digo con dolor como periodista: Yo sí creo que se aplica una doble moral a Vox”; “Llevo 44 años de profesión periodísitica ininterrumpida y me encantó su actuación en el pasillo, me pareció perfecta”.

Lo mejor es ir de testigo. De Justicia nada, pero se aprende mucho de otras cosas.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS