cartas a la directora
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

A ti, maltratador de animales

Los lectores opinan sobre el abandono de mascotas, los sanitarios, las desigualdades y el deporte femenino

Galgo recogido por una sociedad protectora.
Galgo recogido por una sociedad protectora.kike para

Gracias a los rescatadores, a las asociaciones de animales y a quienes denuncian la situación, porque sin ellos no sería posible volver a darle una nueva vida a ese ser de cuatro patas. Tú, maltratador de animales, nunca vas a conocer el significado de la confianza y el amor. ¿Te acuerdas de aquella vez que abandonaste a tu mascota porque querías irte de vacaciones y te sobraba su presencia? Ella se quedó esperando a que volvieses. ¿Te acuerdas del momento en el que le pegabas palizas? Volvía a ti dándote besos. ¿Te acuerdas de las veces que has utilizado a tu mascota como herramienta de caza? Ahora que no te sirve, la abandonas y, sin embargo, ella pensaba que se trataba de un juego. Tú, maltratador, eres un alma vacía para cuidar a un ser con tanta vida, capaz de perdonar cada error tuyo e incapaz de devolverte todo el daño que ha recibido. Por gente como tú, hay miles de abandonos. Por gente como tú, no creo en la humanidad. Y por gente como tú, lucho día a día para que se haga justicia.

Andrea Molero Flete. Barcelona

Guardianes de la esperanza

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Hoy ya tengo voz y puedo comer. Hace cuatro meses, no. Repetir monosílabos frente al espejo hasta la saciedad y tragar aire sin parar me ayudó a mejorar, pero el empuje de los logopedas del Vall d’Hebron fue el verdadero motor de mi recuperación. Porque un hospital lo habita un ejército de guardianes de la esperanza, de bondades infinitas, que dan alas al paciente. Y lo notamos desde el primer instante. Antes me quedaba sin palabras porque no tenía voz. Ahora son ellos quienes me dejan sin ellas cuando pretendo contar cuánto me han ayudado. Alba, Felipe, Àlex, Ana. Gracias.

David Milián Casellas. Barcelona

Messi y los hinchas

El fútbol que juega Lionel Messi evidencia que no todos somos igual de capaces, y eso es bueno. La diversidad es un activo humano y el precio que cobra por su juego demuestra que la estructura económica de mercado transforma la diversidad en asimetría social y en desigualdad de oportunidades. Para la economía hegemónica, las personas somos únicamente herramientas, productores de riqueza, objetos a poseer y bienes absolutamente desechables al perder la capacidad productiva; pero la ética política nos dice que los ciudadanos somos capaces de colaborar y transformar las organizaciones establecidas y de encontrar un lugar propio, no sólo como mano de obra o producto comercial. La experiencia de Messi debería obligarnos a cuestionar el sistema económico y de valores que le permite a él salir del anonimato y de la pobreza, y que, sin embargo, mantiene en ésta a la mayor parte de sus hinchas.

Luis Fernando Crespo Zorita. Las Rozas (Madrid)

Un Everest por escalar

Aunque se avanza con el apoyo a las mujeres en el deporte, todavía queda un Everest por escalar. Como deportista de élite, hago un llamamiento a patrocinadores, medios y federaciones a que creáis en nosotras. Los salarios y el dinero repartido desde las federaciones son inferiores y así no podemos competir al mismo nivel que los hombres. Afortunadamente, tenemos grandes referentes como Ana Peleteiro. El esfuerzo y las ganas están de nuestra parte, pero necesitamos que escaléis con nosotros ese Everest para que la igualdad sea posible.

Florencia Amundson Teves. Barcelona

Regístrate gratis para seguir leyendo

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS