ANATOMÍA DE TWITTER
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

¿A quién vas a creer: a mí o a tus propios ojos?

Varios medios de comunicación emitieron un vídeo manipulado de Twitter sobre Irene Montero en lugar de sus propias imágenes

La ministra de Igualdad, Irene Montero, responde a los periodistas en el Congreso, el pasado 28 de junio.Foto: ALEJANDRO MARTÍNEZ VÉLEZ (EUROPA PRESS) | Vídeo: TWITTER

28 de junio. Circula en Twitter un vídeo con unas declaraciones absurdas de la ministra de Igualdad, Irene Montero. Los periodistas le piden una valoración de “lo que está ocurriendo en Melilla” y ella dice: “Sí, siempre van a conocer mi opinión. Así ha sido siempre y así va a seguir siendo. Como les digo, siempre me van a tener disponible para conocer mi opinión. Me van a tener siempre a disposición para conocer mi opinión y para seguir trabajando en el Gobierno de coalición. Como les digo, siempre me van a tener disponible para conocer mi opinión”. Me recuerda a “la parte contratante de la primera parte” y estoy tentada a tuitearlo. Casi lo hago. Pero entonces busco las declaraciones completas por si, como ocurre a veces, tras mucho insistir, el preguntado responde. Lo encuentro. El vídeo que ha corrido como la espuma por Twitter es una manipulación, ha sido editado. Porque entre esas frases absurdas y repetitivas, Montero contesta: “Los hechos que hemos visto son insoportables. Son tremendamente dolorosos y, por tanto, tiene que esclarecerse lo que ha ocurrido a través de una investigación independiente y, además, deberíamos utilizar nuestros servicios consulares para dar apoyo a los familiares de los fallecidos”.

La ministra tenía delante cuatro micrófonos, una grabadora y dos teléfonos móviles, pero varios de esos medios utilizaron en sus programas informativos el vídeo manipulado en lugar de las declaraciones completas que sus propios periodistas habían grabado. Montero fue objeto de mofa y de duras críticas en las tertulias: “Pero entonces por qué no da su opinión?”; “¡Ridículo! De verdad, si está disponible para dar su opinión que la dé, pero que no repita cinco veces que siempre va a estar disponible.”; “¡Es absurdo!”; “Yo diría que se choteó de los periodistas que le estaban preguntando.”; “Es una cosa insoportable” etc. etc.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Decía el actor Chico Marx, hermano de Groucho, en la película Sopa de ganso: “¿Y a quién vas a creer: a mí o a tus propios ojos?”. Varios medios decidieron creer antes a Twitter que a sus propias imágenes. En concreto, al vídeo manipulado que subió a su cuenta Javier Gimeno Priede, que según denunció Julián Macías Tovar, “activista contra la desinformación digital”, acumuló más de 2,7 millones de visualizaciones. Gimeno Priede tiene casi 17.600 seguidores y es periodista. Fue consejero delegado de Antena 3 y presidente de Onda Cero. Su último empleo, según el portal Linkedin, es como socio-consejero de Inventium, que tampoco es lo que parece, sino una consultora. Su tuit arrastró primero a la corriente en la red social y de ahí saltó a algunos medios tradicionales. El escritor Arturo Pérez Reverte, uno de los arrastrados, se disculpó posterior y públicamente en Twitter —“A mí también me la colaron”—. Otros muchos no lo hicieron.

Al ser descubierto, Gimeno Priede borró su invento y se dirigió por Twitter a Julián Macías: “Inadmisible. Pero convendrá conmigo que nada de esto hubiera ocurrido de no ser por la censura a la que fue sometida la ministra Montero por la portavoz del Gobierno en la rueda de prensa. Democracia fake”. O sea, yo difundí un vídeo falso, pero porque me obligó el sistema, porque para falsa, la democracia.

Hace unos meses, el pasado 8 de marzo, Gimeno Priede borró tuits anteriores y anunció a sus seguidores: “Nuevos proyectos profesionales me impiden prestar a Twitter la dedicación y el tiempo que me gustaría. Antes o después volveré”. Volvió a los dos días, el 10.

Hoy continúa siendo muy activo en la red, donde se ha sumado con entusiasmo a la campaña contra el viaje a Nueva York de Montero y “sus amiguitas asesoras”. También alimentó en su día el bulo lanzado por Isabel Díaz Ayuso sobre la intención del Gobierno de “prohibir” el vino. Muchos de los que ahora critican el viaje y las fotos de la ministra de Igualdad en Times Square celebraron el pasado año la estampa de la presidenta madrileña en el mismo sitio. Puede parecer que el vídeo manipulado de Montero y el distinto rasero al comentar los viajes a Nueva York son asuntos distintos, pero obedecen a la misma miopía partidista, la que siempre está dispuesta a ver con buenos ojos a unos políticos y mal a otros. Hagan lo que hagan, digan lo que digan.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Además de reportajes, realiza entrevistas y comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter. Especialista en memoria histórica, ha escrito los libros 'Valientes' y 'Vidas Robadas', y la novela 'Recuérdame por qué te quiero'. También es coautora del libro 'Chapapote' sobre el hundimiento del Prestige.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS