Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Vivienda: tomar ejemplo de otros países

Los lectores opinan sobre el acceso a la vivienda en España, las medidas de ahorro energético que se podrían implementar, la importancia de valorar el presente, y el papel de los abuelos en la educación de los nietos

Vivienda en alquiler en Madrid.
Vivienda en alquiler en Madrid. Manuel Casamayon

El acceso a la vivienda se está convirtiendo en un reto para cualquier ciudadano de este país, pero si profundizamos más en el tema, para una familia es ya casi caso imposible. Con trabajos poco estables o nada y sueldos irrisorios, si para una persona joven y soltera es una quimera poder independizarse, imagínense para una pareja con un menor a cargo o familias monoparentales, pagando un alquiler y que quieran conseguir algo de estabilidad habitacional. Es una situación que va mermando el equilibrio emocional de las personas, además de crearles un sentimiento de incapacidad. Los alquileres se acoplan a la demanda del mercado por lo cual arrastran a muchas familias a vivir en la incertidumbre, mermando así sus aspiraciones. Desde el Gobierno se deberían desarrollar proyectos de vivienda pública en régimen de alquiler con opción a compra, dado que las comunidades autónomas no están cumpliendo con el mínimo estipulado. Ya que tanto nos fijamos en nuestros socios europeos para todo, deberíamos también fijarnos en este punto.

María Teresa Benítez Misa. Málaga

Isla televisiva

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Supongo que el plan de ahorro energético debe basarse en un esfuerzo colectivo, en el que Administración, empresas y ciudadanos europeos tenemos que arrimar el hombro. Entre las medidas a adoptar, se me ocurre de cara al otoño-invierno que la reforma del horario de las parrillas televisivas podría ser sustancial. El de todas es imposible, habida cuenta de la iniciativa privada de muchas de ellas. Sin embargo, sí podrían implicarse las cadenas públicas en reordenar su programación, de modo que nos mandasen a la cama a las diez u once de la noche, en lugar de a las doce como nos tienen acostumbrados. No sé si salvaríamos al Estado del estrangulamiento energético, pero cuando menos nuestro bolsillo se vería aliviado al respecto. Y es que, en lo que respecta a irse a la cama, también somos en España una isla televisiva.

Enrique López de Turíso. Vitoria

El tiempo disfrutado

No sabemos valorar el presente, tendemos a imaginar el futuro o anhelar el pasado, oscilando cual reloj de péndulo. En esos vaivenes se nos va la vida, pensando lo que uno era ayer que ya no es, o lo que será mañana, sin conseguir el equilibrio del péndulo. Saborear lo que se come, escuchar latir el propio corazón, amar, sonreír, abrazar a un hermano, viajar con amigos, decir te quiero a los padres, sentarse con la abuela y sobre todo, hacerlo ahora, en el presente. Porque el ayer ha pasado y el mañana es incierto. Y será ahí cuando entenderemos que el tiempo disfrutado es el único tiempo vivido.

Marta Vargas Ruiz. Estepona

Abuelos coraje

Leo con frecuencia lo duro que es criar a un hijo: los sacrificios y los esfuerzos; las noches en velas y los temores; la realidad frente a la fantasía. Pero, ¿y los abuelos? Esos abuelos que por la avanzada edad de gestación de las madres (malos tiempos para la concepción) son ya septuagenarios con la osamenta resentida, las articulaciones imposibles, los reflejos ausentes. Abuelos que se hacen cargo de los nietos con unos amores que no acompañan los cuerpos. Abuelos coraje que hacen de tripas más que corazón.

José Antonio Martínez Lamoca. Madrid

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS