Anatomía de twitter
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

España me representa

Como la selección en el Eurobasket, somos precisamente eso, una revolución de “jugadores normales”, de millones haciéndolo lo mejor posible cada día

Rudy Fernández levanta el trofeo de campeones del Eurobasket.
Rudy Fernández levanta el trofeo de campeones del Eurobasket.ANNEGRET HILSE (REUTERS)

“Scariolo va a ganar el Eurobasket con uno que sale en una peli de Netflix, un pelirrojo, un americano que encontraron en un Burger y seis o siete Fernández”. Esto es lo que pronosticó @SrJimvill media hora después de que empezara la final. Unos minutos más tarde, recibía un diploma virtual que rezaba: “Certificado de tuitazo”. Y, apenas unas horas después, España se convertía en campeona del Eurobasket después de derrotar a Francia (88-76) en la gran final de Berlín. En ese mismo hilo, Ramón Ramiro, otro tuitero, confesaba: “Un compañero me dijo de coña antes de empezar el Eurobasket que muy buena la lista de descartes, que cuál sería la definitiva”.

En efecto, hemos ganado con un equipo por el que nadie daba un duro, al que no habíamos visto jugar juntos (siete de los 12 de Scariolo eran debutantes) y del que no esperábamos ni siquiera medalla. La victoria ha sido del todo inesperada, pero además ha sido “la más satisfactoria”, según ha confesado el propio Scariolo, que de ganar sabe un rato. Estoy de acuerdo con él. Ganar así da más gusto; triunfar con “chavales normales”, jugadores que no eran mejores que el resto enfrentados de uno en uno, pero que resultaron invencibles al jugar juntos. Es la victoria del equipo sobre las estrellas. A mí se me saltaron las lágrimas en el “momento himno” al pensar que España es justamente eso, una revolución de “jugadores normales”, de millones haciéndolo lo mejor posible todos los días. Artistas, profesores, estudiantes, profesionales de todo tipo, funcionarios… Unos 40 millones de secundarios sobre quienes no recae la exigencia de la fama o el poder, pero empeñados en jugar bien todos los días. “¡Viva España!”, grité en el salón. Y hasta Google gritó conmigo. Justo después de terminar la final, si ponías “Eurobasket” en Google salían cohetes que terminaban formando la bandera de España. Hagan la prueba; puede que todavía funcione.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Y ahí, frente a la España que me representa, apareció la figura de Pedro Sánchez, alto e impecable, revolucionando Twitter con su sonrisa satisfecha al escuchar el himno. La cuenta de Mr. Handsome, dedicada a comentar cada gesto del presidente, compartía el momento y la hinchada se desataba. “Cada día se parece más a Superman”, sentenciaba @MariaNiCoeurDef. Entonces, inclinada en el sofá, supliqué al Dios del baloncesto que Superpedro estuviera reflexionando sobre el hecho de que las estrellas no ganan según qué partidos, y que el trabajo en equipo es lo que de verdad representa a la mayoría de españoles. Al final, la victoria es de quienes creen en las bases, como Scariolo en sus niños.

Y digo niños porque de verdad lo son, mayores de edad por los pelos y con un capitán, Rudy Fernández (37 años), que ha hecho las veces de padre y de hermano mayor. Otro ejemplo del que deberían tomar nota en los partidos, las empresas, los medios de comunicación, las universidades y en las mejores familias. Gracias, Rudy por recordarnos que líderes son quienes desean que los que vienen detrás sean capaces de superarlos. Por eso comparto cada palabra del tuit de Marta Fernández, jugadora de baloncesto y hermana de Rudy: “Has dado una lección de liderazgo y compromiso. Y me alegro tanto que por fin tengas el reconocimiento que mereces”.

Algún día, alguien hará una película de todo lo que pasó en este Eurobasket. Mientras tanto, podemos ver Garra en Netflix, la peli que protagoniza Juancho Hernangómez con Adam Sandler y gritar lo mismo que el emocionado actor: “¡Enhorabuena a todo el equipo español!”.

Sobre la firma

Nuria Labari

Es periodista y escritora. Ha trabajado en 'El Mundo', 'Marie Clarie' y el grupo Mediaset. Ha publicado 'Cosas que brillan cuando están rotas' (Círculo de Tiza), 'La mejor madre del mundo' y 'El último hombre blanco' (Literatura Random House). Con 'Los borrachos de mi vida' ganó el Premio de Narrativa de Caja Madrid en 2007.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS