Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

¿Igualdad a la vista?

Los lectores opinan sobre la ley de libertad sexual, la victoria de la extrema derecha en Italia, el mal uso del lenguaje y cómo afecta la bajada de impuestos en Andalucía a los servicios públicos

Manifestación en Pamplona en 2018, en protesta por la puesta en libertad bajo fianza de los cinco miembros de La Manada.
Manifestación en Pamplona en 2018, en protesta por la puesta en libertad bajo fianza de los cinco miembros de La Manada.Villar López (EFE)

Por fin, la ley de libertad sexual (“solo sí es sí”) fue aprobada por el Congreso en agosto. Representa el avance más considerable contra las violencias de género desde la ley de 2004 porque, además del requisito del consentimiento expreso, denuncia el acoso sexual callejero. Ahora, las obscenidades y los insultos sexistas en el espacio público son considerados como delitos leves. Sin embargo, permanece la cuestión del piropo, visto como seducción por algunos o molestia por otros. Por eso, la lucha contra el sexismo debe incluir la superación de los clichés de género tan pronto como en la infancia. Por ejemplo, la conexión instintiva de las mujeres con el cuidado cambia con modelos familiares igualitarios. Con respecto a eso, se debe reconocer la progresista baja por paternidad de 16 semanas remuneradas otorgadas a cada padre. ¡Con seis semanas obligatorias, es la más generosa en toda Europa! Estas medidas juegan un papel crucial para educar nuevas generaciones feministas.

Gabrielle Moché. París

Letargo

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

En un pasaje de su última novela, el siempre recordado Javier Marías, con su habitual clarividencia, escribe: “La gente tiende a pensar que, una vez que algo concluye o se vence, se queda quieto en el pasado, y eso la tranquiliza….. Nosotros sabemos, en cambio, que cuanto ha sido sigue siendo, y que solo aguarda en letargo.” Los resultados de las elecciones en Italia son un ejemplo palmario. Y todo ello con la inacción, desinterés y a veces, hasta beneplácito de muchos demócratas.

Luis Checa Martínez. Colmenar Viejo (Madrid)

Qué tal, muy buenas

Hace unos días la carta de un lector comentaba con acierto el desafortunado uso de la palabra “arrancar” en lugar de las modestas pero más correctas “empezar”, “comenzar” o “iniciar”. Añadamos un par de observaciones en este mismo plano. Primera, “provocar”. Las inundaciones, los terremotos, las erupciones no provocan nada. Causan, ocasionan o producen. Provocar exige la voluntad de un sujeto. Segunda, el lamentable y ridículo “qué tal, muy buenas”. La retórica pregunta (qué tal) nunca es contestada, sino al contrario suele ser respondida con la misma bobada (qué tal, muy buenas). El uso masivo de este latiguillo inapropiado debería ser reconsiderado y sustituido por el correcto “saludos, buenos días, buenas tardes o buenas noches”. ¿Qué le parecería al director de un acreditado, veterano y larguísimo programa deportivo modificar su cantinela y empezar (no arrancar) a expresarse un poco más correctamente?

Enrique Ramos Bujalance. Madrid

Cita médica

Quizá la bajada de impuestos llevada a cabo por Juan Manuel Moreno en Andalucía suponga, como él dice, que nuestra comunidad esté entre las cinco más atractivas a nivel impositivo de España. Lo que creo que resultará menos atractivo para quienes deseen traer sus fortunas aquí es saber que si pides una cita médica para acudir a la atención primaria te la pueden dar para dentro de un mes, después de haber tenido que solicitarla en el propio centro porque no se puede hacer ya automáticamente mediante los antes eficientes Clic Salud y Salud Responde. Claro que quienes vengan seguramente preferirán la sanidad privada…

Cosme Horno Montijano. La Zubia (Granada)


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS