La investigación agita las aguas en los Gobiernos de Chile, Brasil, Ecuador y México

Las revelaciones de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) han tenido respuestas políticas en el continente

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y su par chileno, Sebastián Piñera.
El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y su par chileno, Sebastián Piñera.Getty

La publicación de los Papeles de Pandora ha tenido un alcance planetario, pero es en Latinoamérica donde ha expuesto con más claridad, una vez más, que una élite maneja parte de su fortuna a través de paraísos fiscales. Los poderosos de la región utilizan una telaraña de fideicomisos, sociedades interpuestas y archivos mercantiles opacos en sitios como las Islas Vírgenes Británicas o Panamá. Al hacerse públicos los nombres y los entramados societarios de los implicados las reacciones políticas no se hicieron esperar. Los opositores pidieron abrir comisiones de investigación en el Congreso y poner las revelaciones en manos de la justicia.

En Colombia, el candidato presidencial Alejandro Gaviria dijo a EL PAÍS: “Los paraísos fiscales impiden la equidad en los impuestos, van en contra de la construcción de equidad. Celebro este tipo de investigaciones”. Dos de los cinco expresidentes vivos del país, el liberal César Gaviria Trujillo (1990-1994) y el conservador Andrés Pastrana Arango (1998-2002), recurrieron a sociedades financieras opacas, de acuerdo a esta investigación global coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

El favorito en las encuestas para las elecciones de 2022, el izquierdista Gustavo Petro se pronunció a través de Twitter: “588 colombianos, de los más ricos del país tienen cuentas en paraísos fiscales, es decir, no pagan impuestos a Colombia. ¿Ven porque es pertinente subirle los impuestos a los patrimonios improductivos de los más ricos del país en vez de ponerle impuestos al salario o a la comida?”. El congresista verde Inti Asprilla añadió: “A Pastrana y a Cesar Gaviria no solamente los unieron los #PandoraPapers, el trabajo ya lo había hecho Uribe con Iván Duque. La coincidencia tiene su origen en lo podrido del establecimiento político colombiano, que simplemente es imperativo derrocar en el 2022″.

Uno de los propios implicados, Lisandro Junco Riveira, dio explicaciones al respecto. El director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia (DIAN) emitió un comunicado en el que señalaba que el problema no era tener activos en el exterior. “EL PROBLEMA ES NO DECLARARLOS (sic)”, argumentó. Según la alianza editorial El Espectador-Conectas, Junco Riveira creó una sociedad en Delaware y tendría también una cuenta en Chipre y una oficina virtual en Londres gestionadas a través de un proveedor con sede en Dubái. “La firma allí mencionada está activa, pero no opera desde su creación hasta la fecha. Aún así, cumple con todas las obligaciones tributarias tanto en Estados Unidos como aquí en Colombia. (...) Lastimosamente, hay quienes quieren desprestigiarme ante el país”.

En la documentación, 11,9 millones de archivos que recogen el trabajo de 14 despachos financieros offshore, aparece con fuerza el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso. El empresario conservador, una figura muy distante de los anteriores mandatarios, Rafael Correa y Lenin Moreno, recurrió hasta a 14 sociedades financieras opacas en Panamá y Estados Unidos. Antes de encaminarse a su tercera postulación a la presidencia, el mandatario se deshizo de gran parte del entramado offshore que había atesorado en los últimos años, algo que no había ocurrido en sus anteriores intentos. El presidente elaboró un comunicado en el que decía: “Cumplo con lo expuesto en la ley, todos mis ingresos han sido declarados y he pagado impuestos correspondientes en Ecuador. Siempre con transparencia y frontalidad”.

Correa colgó un pantallazo de la información de los papeles de Pandora en redes sociales y escribió: “¡Qué bonito es no tener rabo de paja! Veremos quién es quién en Ecuador, Latinoamérica y el mundo. Sin paraísos fiscales, no existiría la corrupción de alto vuelo. Tic toc… #LosCorruptosSiempreFueronEllos”. El candidato presidencial de Correa, Andrés Arauz, fue más enigmático, aunque la crítica se entendía a la legua. “Interesante”, tuiteó, y enlazó a un conversatorio en vivo sobre la investigación en la que han participado medios internacionales como EL PAÍS, The Washington Post y la BBC.

La reacción de más alto nivel ha tenido lugar en México. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya ha movido ficha. El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, anunció que investigará las responsabilidades de los implicados. Se trata de una élite en la que destacan figuras que tejen las relaciones de poder político y económico en el país, del exconsejero jurídico de la Presidencia, Julio Schrerer, al secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis, el entorno del exmandatario Enrique Peña Nieto o los empresarios Germán Larrea y María Asunción Aramburuzabala.

En Chile, el Gobierno reaccionó con un extenso comunicado a las relevaciones de los Papeles de Pandora sobre la participación del presidente Sebastián Piñera en la venta de la minera Dominga. El Ejecutivo chileno dijo que la operación de compraventa del proyecto “ya fue investigada en profundidad” por la fiscalía y los tribunales durante 2017, tras lo que el ministerio público “recomendó terminar la causa por la inexistencia de delito, ajustarse a la ley y a la falta de participación del presidente Sebastián Piñera en la mencionada operación”.

“El presidente nunca ha participado”, añade la nota, “ni ha tenido información alguna respecto al proceso de venta de Minera Dominga, operación que se produjo en el año 2010, cuando el mandatario ya no tenía ninguna participación en la administración de esas empresas. Adicionalmente, se reitera que el presidente de la república no participa en la administración de ninguna empresa desde hace más de 12 años, antes de asumir su primera presidencia”. Desde la oposición, en tanto, consideraron “insuficientes” las aclaraciones oficiales y no descartaron promover una acusación constitucional. Hubo también críticas desde el oficialismo, como la del diputado de Renovación Nacional Jorge Durán. “Es importante aclarar y despejar toda duda si existe o no existe algo ilegal o irregular en esta famosa venta”, dijo Fuentes.

El capítulo de los Papeles de Pandora en Brasil reveló que los dos hombres más poderosos del mundo económico, Paulo Guedes y Roberto Campos Neto, ministro de Economía y presidente del Banco Central, respectivamente, crearon empresas en paraísos fiscales y nunca lo hicieron saber a la opinión pública, pese a la preeminencia de sus puestos y a que los organismos que dirigen tomaron decisiones relevantes sobre fondos offshore. Los partidos de oposición ya han anunciado que acudirán a la Justicia y pedirán que Guedes y Campos Neto comparezcan sobre sus entramados fuera del país, según informó el portal Metrópoles, uno de los medios que participaron en la investigación internacional.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS