García Albiol compartió sociedad en Belice con su ‘número dos’ en el PP de Badalona

Los documentos de los ‘Papeles de Pandora’ evidencian las contradicciones del alcalde, que negó ayer que en la mercantil opaca hubiera “políticos de ningún partido”

El coordinador general del partido y líder del PPC, Xavier García Albiol, y el entonces vicesecretario Territorial, Ramon Riera, durante la reunión del Comité de dirección del partido en Barcelona, en 2016.
El coordinador general del partido y líder del PPC, Xavier García Albiol, y el entonces vicesecretario Territorial, Ramon Riera, durante la reunión del Comité de dirección del partido en Barcelona, en 2016.Marta Pérez (EFE)

El alcalde de Badalona y presidente del PP catalán hasta 2018, Xavier García Albiol, no estuvo solo en la sociedad del paraíso fiscal de Belice Luverne International Inc que tramitó a través de un despacho de Andorra. El regidor se vinculó a esta compañía instrumental junto a su número dos en el partido, Ramón Riera, actual concejal de Sanidad de Badalona. Los dos dirigentes recibieron en abril de 2005 un poder general y abierto de la mercantil belicense que, entre otras cosas, otorgaba la capacidad de recurrir a la sociedad para comprar propiedades, abrir cuentas en el extranjero o gestionar fondos “en bóvedas de bancos”. En ese momento, Albiol era concejal del Ayuntamiento y secretario de política municipal del PP y Riera, portavoz de la formación en el Consejo Comarcal del Barcelonés.

La conexión de estos dos dirigentes populares con la sociedad opaca del país centroamericano aparece en los Papeles de Pandora, un trabajo internacional coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés) en la que han participado en exclusiva en España EL PAÍS y La Sexta. El proyecto, donde han trabajado durante más de un año 600 periodistas de 117 países, ha escrutado 11,9 millones de documentos de 14 bufetes especializados en crear alambicadas madejas societarias en paraísos fiscales.

La presencia de Riera en la empresa offshore choca con las explicaciones del alcalde de Badalona. García Albiol negó este miércoles, tras publicarse la exclusiva de su nexo con la sociedad belicense, la relación de esta compañía con su actividad política. Rechazó haberse ligado a la firma centroamericana con representantes de su formación. “Fueron una serie de personas que nada tienen que ver ni con la política ni con el PP ni con ningún partido”, dijo sin detallar nombres. “Que nadie trate de buscar un tipo de explicación porque es absolutamente falsa”, añadió. “No existe conexión alguna de ese apoderamiento con mi actividad política”, zanjó en un comunicado.

Poder de la sociedad a Albiol y Riera
Poder de la sociedad a Albiol y Riera

Riera, el hombre que tuvo el poder de la firma instrumental con el alcalde, no es un concejal más de Badalona. A sus 73 años, este empresario papelero que aterrizó como edil en 1995 en esta ciudad de 223.166 habitantes, la cuarta más poblada de Cataluña, ha desarrollado su carrera política al calor de García Albiol. Cuando este último tomó las riendas del PP catalán en 2017 para sustituir a Alicia Sánchez-Camacho, nombró a Riera secretario territorial del partido. Y cuando García Albiol se hizo por primera vez con la vara de mando del municipio, en 2011, le designó primer teniente de alcalde y concejal de Hacienda y Recursos Internos.

García Albiol y Riera recibieron el poder de Luverne International Inc el 7 de abril de 2005, cuando el primero era secretario de política municipal de la formación conservadora en Cataluña y el segundo, portavoz del PP en el organismo público Consejo Comarcal del Barcelonès. Ninguno comunicó su conexión con la mercantil en sus declaraciones de bienes en instituciones públicas como el Ayuntamiento de Badalona o la Diputación de Barcelona.

Ramón Riera, el segundo por la izquierda, posa con un documento del PP.
Ramón Riera, el segundo por la izquierda, posa con un documento del PP. PP / Leyre Uson

El poder confirió a estos populares la capacidad para usar “conjuntamente” la empresa para comprar y vender propiedades, bonos, empresas y valores, además de abrir y cerrar cuentas en bancos nacionales y extranjeros. También les habilitó para constituir y disolver empresas, optar a licitaciones públicas o privadas, permutar bienes, acciones y valores e, incluso, la potestad para gestionar depósitos y cajas de seguridad en “bóvedas de bancos”. El texto legal incluía los DNI, nombres y apellidos de estos dirigentes que desembarcaron en las filas conservadoras hace tres décadas.

García Albiol y Riera tramitaron Luverne International Inc a través de Afsi, una minúscula agencia de Andorra creada en 1997 por Andbank, segundo banco del país pirenaico por activos, que tuvo en su cartera de clientes al entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, y a miembros de la red de blanqueo de Gao Ping y de la trama brasileña de sobornos Lava Jato.

Riera admite a EL PAÍS y La Sexta su vinculación con la sociedad de Belice. Relaciona su conexión a esta mercantil opaca con una amistad “de hace 30 años” con García Albiol. Y justifica que el alcalde dijera este miércoles que no hubo políticos asociados a la firma porque en 2005 él “solo era un pobre concejal de pueblo”. La mano derecha de García Albiol dice no recordar quiénes le acompañaron en la sociedad. “No lo sé. Fueron unos señores con unos contactos. Se habló de operaciones en Centroamérica, en países como Argentina”, apunta Riera, que añade así un nuevo destino a los mercados potenciales de El Salvador, Honduras y Guatemala que expuso García Albiol.

El concejal de Sanidad de Badalona admite que el poder con la firma de Belice se concibió para desarrollar “temas inmobiliarios y de construcción”. Y resume así su conexión con Luverne International Inc. “Fue un error, una equivocación”. El edil asegura no tener dinero fuera de España.

Como en el caso de García Albiol, el patrimonio oficial de Riera, que encadena tres décadas de cargos públicos, no arroja grandes cifras. El concejal de Sanidad de Badalona comunicó en su última declaración de bienes municipal de 2019 ser propietario de dos pisos, dos vehículos (un Audi H5 y un Smart), tener cuentas con 30.000 euros, 122.000 euros en acciones y una embarcación Astinor 38. Un patrimonio inferior al de García Albiol, que detalló en su último registro de bienes municipal, de 2019, controlar tres pisos (uno de ellos al 50%), dos vehículos —un Audi Q5 y un BMW GT650—, cuentas bancarias con 121.000 euros, y 56.000 euros en acciones.

La conexión con la empresa náutica

El alcalde de Badalona indicó que la sociedad del paraíso fiscal permaneció inactiva durante su existencia (2005-2015). Sin embargo, el análisis de los documentos revela que Luverne International Inc. se usó también el 20 de abril de 2005, trece días después de asociarse con los populares, para otorgar otro poder a la abogada de Sant Cugat del Vallès Arantza Casaubón Martínez. El objetivo: adquirir 589 acciones de Basenia S. L., una firma de Sant Cugat de reparación y mantenimiento naval, que no tiene propiedades a su nombre y donde Casaubón Martínez figura como administradora única desde marzo de 2006. Luverne International Inc. dio otro poder el 18 de diciembre de 2008 a esta letrada para vender sus participaciones de la citada compañía náutica.

La abogada elude responder las preguntas de EL PAÍS y La Sexta. “Fue algo de hace muchos años que ya se traspasó”, zanja esta letrada que niega conocer a García Albiol, Riera y tener vínculos con el PP.

Riera admite que conocía que la firma de Belice otorgó un poder a Basenia SL para comprar acciones. “Sabíamos que habían hecho una compra de acciones, pero nosotros no nos metimos en ese tema”. García Albiol dijo el martes desconocer qué era Basenia SL.

El expresidente del PP enmarcó su relación con Luverne International Inc. en una frustrada aventura empresarial que emprendió en 2005, cuando era concejal en la oposición de Badalona, para explorar negocios en Salvador, Honduras y Guatemala. “Me dieron la opción de entrar como apoderado, pero no ejercí”, explicó el regidor para precisar después que no obtuvo beneficios de esta mercantil belicense. Una firma tramitada desde Andorra, pero gestionada por Alemán, Cordero, Galindo and Lee (Alcogal), un bufete panameño especializado en la planificación de alambicadas madejas societarias en paraísos fiscales.

Y es que, a través de esta telarañas mercantiles opacas, complejos mecanismos que extienden sus redes países como Islas Vírgenes Británicas o Belice, se desvía el 10% del PIB comunitario en la UE, según la Comisión Europea, que cifra en 46.000 millones de euros los impuestos que las arcas públicas dejan de ingresar cada año a consecuencia de los laberintos offshore.

El alcalde de Badalona y su mano derecha han desarrollado carreras políticas paralelas. Riera, un maestro industrial de formación, ha compatibilizado sin la exposición de su compañero de filas, cargos públicos —diputado y concejal de Badalona— con puestos en el esquema orgánico conservador. En el PP fue secretario general de Badalona (1991-1993), vicesecretario de Barcelona (1993-1999) y secretario electoral en Cataluña (1999-2004). Una trayectoria no exenta de charcos. En 2016, durante su etapa como portavoz en la Diputación de Barcelona, espetó a la CUP: “En tiempos de Franco, estarían muertos o detenidos”. Fue en un debate sobre una moción de los anticapitalistas.

Las contradicciones del alcalde

El regidor de Badalona, Xavier García Albiol, ha incurrido en un rosario de contradicciones tras verse salpicado por una polémica que le conecta con una misteriosa firma del paraíso fiscal de Belice. Estas son sus incoherencias más flagrantes: 

La firma fantasma que fue real. Cuando EL PAÍS y La Sexta contactaron este martes con García Albiol para preguntarle por primera vez por su vínculo con una sociedad caribeña tramitada a través de Andorra, el regidor se mostró desconcertado. “Primera noticia. ¿En Andorra?, No me suena nada. Me estoy quedando pasmado”, dijo. Un día después, el popular reconocía su nexo con la firma opaca e indicaba que se asoció a ella para desarrollar proyectos empresariales en Centroamérica que no fraguaron. 

De empresa sin vínculos políticos a compartirla con su mano derecha en el PP. El regidor negó en un comunicado que la sociedad del paraíso fiscal tuviera nexos con políticos. La documentación confirma, en cambio, que García Albiol gozó de un poder “conjunto” de esta firma opaca con su número dos, Ramón Riera, actual concejal de Sanidad de Badalona y portavoz hasta 2019 del PP en la Diputación de Barcelona. 

Una sociedad invisible en las declaraciones oficiales. La aparente naturalidad con la que el alcalde de Badalona explicaba su relación con la firma opaca —dijo que se vinculó a ella en 2005 para desarrollar supuestos proyectos empresariales— contrasta con el hecho de que García Albiol no comunicara esta relación en sus declaraciones oficiales de bienes que entregó al desembarcar en instituciones como la Diputación de Barcelona (2003) o la alcaldía de Badalona (2011-2015 y 2019 hasta la actualidad). 

Inactiva... pero vinculada a la compra de acciones. El popular indicó que su sociedad opaca careció de actividad durante su existencia (2005-2015). Sin embargo, 13 días después de otorgar el poder a García Albiol y a Riera, Luverne International Inc. dio otro aval a la abogada de Sant Cugat del Vallès Arantza Casaubón Martínez para adquirir 589 acciones de la empresa náutica española Basenia S. L.


Sobre la firma

Joaquín Gil

Periodista de la sección de Investigación. Licenciado en Periodismo por el CEU y máster de EL PAÍS por la Universidad Autónoma de Madrid. Tiene dos décadas de experiencia en prensa, radio y televisión. Escribe desde 2011 en EL PAÍS, donde pasó por la sección de España y ha participado en investigaciones internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS