Seres Urbanos
Coordinado por Fernando Casado

La tecnología al servicio de la ciudadanía

El futuro pasa por una infraestructura de ciudad inteligente con tecnología 5G, con una capacidad de soportar una implementación más densa y económica de sensores y dispositivos que admitan un mayor rendimiento

Una joven en el congreso de Smart Cities de noviembre.
Una joven en el congreso de Smart Cities de noviembre.Albert Garcia

Las ciudades inteligentes son aquellas en las que se aplican las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) con el objetivo de proveerlas de infraestructuras que garanticen un desarrollo sostenible, un incremento de la calidad de vida de los ciudadanos y una mayor eficacia de los recursos disponibles. Para lograr este objetivo, la ciudad emplea tecnologías de IoT (Internet de las cosas, por sus siglas en inglés) para optimizar diferentes sistemas y servicios públicos, como estacionamiento de automóviles, limpieza de la ciudad, gestión de residuos, alumbrado público y control de emergencia. Otro de los retos es el de proporcionar una gran base de datos de dominio público para que empresas e investigadores los utilicen, conocido como open data. La integración de una gran cantidad de dispositivos IoT heterogéneos instalados en edificios inteligentes, es decir, hogares, facultades y oficinas, permite monitorizar las actividades cotidianas de los ciudadanos y predecir sus acciones futuras.

Más información

Naciones Unidas prevé que en 2050 la población mundial alcance los 9.700 millones de habitantes, de los que un alto porcentaje vivirá en centros urbanos. Por ello, muchas ciudades apuestan por transformarse digitalmente para dar respuesta a los grandes desafíos que se plantean: polución, escasez de recursos y gestión de los recursos como el agua o la energía.

Recientemente Samsung Dev Spain, nuestra comunidad para desarrolladores españoles con los que compartimos los nuevos retos tecnológicos desde hace más de 10 años presentó el Whitepaper ‘5G y sectores de aplicación’ donde se detallan las características técnicas y la evolución de esta tecnología combinada con otras, así como los casos de uso más disruptivos e innovadores. El informe muestra como la integración de IoT con 5G, Inteligencia Artificial y Cloud Computing ayudará a las ciudades a hacer frente a desafíos como crear un entorno más seguro, más limpio y económicamente sostenible, así como para atraer y retener a ciudadanos y empresas. Estas tecnologías y su aplicación ya están dando los primeros resultados en diferentes servicios públicos:

Seguridad. La sensorización de las ciudades es un elemento de gran importancia para las aplicaciones de automatización y predicción. Los datos recogidos por estos son los que se utilizan para entrenar los modelos y realizar las predicciones. El principal uso se encuentra en cámaras de videovigilancia con conexión a Internet, para detectar robos o asesinatos mediante técnicas de Deep Learning. Otra aplicación consiste en el uso de sensores para la predicción de tornados que ya ha sido probado en el estado de Dallas, Estados Unidos. Por último, cada vez más ciudades incorporan el uso de drones para vigilar una zona o persuadir de robos.

Transporte. En transportes con raíles la automatización está más implantada, pero el reto lo suponen los autobuses. En España, ya se han realizado pilotos, en concreto, se ha monitorizado un minibús autónomo a la vez que daba un servicio de entretenimiento multimedia, todo ello soportado por una estación base con tecnología 5G.

Energía. La principal aplicación en energía se denomina Smart Street Lighting y consiste en la sensorización y control remoto del alumbrado público, de tal forma que solo se enciendan cuando sea necesario. De esta manera se pueden ajustar a las necesidades de iluminación de cada zona, las luces se pueden atenuar, o apagar por completo, mediante una combinación de temporizadores programables y sensores de movimiento y ahorrar costes. También informan automáticamente cuando hay un problema a través de conectividad sin cables para ayudar a acelerar el tiempo de reparación.

Gestión de residuos. Trata de dotar al contenedor de un sensor para que mida su nivel de llenado, y conforme supere un determinado umbral, envíe una señal a un servidor a través de la red móvil. Cuando el camión de recogida vaya a iniciar su ruta, un algoritmo de optimización recoge la información de los contenedores que hayan pasado el umbral y que, por tanto, deben ser vaciados, y calcula la ruta óptima que pase por todos ellos. Los camiones de basura son uno de los vehículos que más combustible consumen debido a su peso, y a que siempre se desplaza a velocidades lentas, por ello la gestión óptima de la ruta de recogida también reducirá la contaminación de las ciudades inteligentes.

Nuestra visión del futuro es una infraestructura de ciudad inteligente con tecnología 5G, con una capacidad de soportar una implementación más densa y económica de sensores y dispositivos que admitan un mayor rendimiento, así como una mayor duración de la batería. El Internet de las Cosas, junto con el 5G y la Inteligencia Artificial, ofrecerán a las ciudades nuevas y poderosas soluciones para operar de manera más eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Miguel Angel Ruiz. Jefe de Estrategia de Marca e Innovación de Samsung Electronics Iberia

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción