Seres UrbanosSeres Urbanos
Coordinado por Fernando Casado

El Smart City Expo World Congress corona una década de éxitos

El encuentro global de las ciudades inteligentes devolvió a Barcelona los eventos internacionales y reunió a 30.000 asistentes, entre virtuales y presenciales, y 350 ponentes

Asistentes en el pasillo de la Exposición SmartCity Expo.
Asistentes en el pasillo de la Exposición SmartCity Expo.Smart City Expo World Congress Photo

Regresó. La Smart City Expo World Congress (SCEWC), la cumbre global por excelencia de las ciudades inteligentes, regresó al formato presencial después de su edición virtual de 2020. Y lo hizo por todo lo alto. Recordando a los tiempos anteriores a la pandemia, el evento logró reunir 14.000 asistentes, de los cuales el 50% ha venido del extranjero, de más de 20 países y 400 localidades. A estas cifras, ya de por sí impresionantes en una Barcelona que parecía resignada a adaptar sus congresos internacionales al ámbito local, hay que sumarle otros 16.000 asistentes digitales que han seguido las ponencias y debates online.

El objetivo de SCEWC es empoderar a las ciudades y colectivizar la innovación urbana en todo el mundo mediante la promoción de la innovación social, el establecimiento de asociaciones y la identificación de oportunidades comerciales. La SCEWC de hecho, empezó en 2011 como un proyecto muy abierto a través del liderazgo de Pilar Conesa, Ugo Valentí y Luis Gómez, para revolucionar la manera en que las ciudades intercambian y gestionan conocimiento y ser más sostenibles, más resilientes y más innovadoras. El equipo de SCEWC ya está preparando la onceava edición del congreso que será nuevamente en Barcelona del 15 al 17 de noviembre de 2022.

“Este año ha sido muy especial porque no solo es nuestro décimo aniversario” comentaba Pilar Conesa, Directora del SCEWC desde el congreso, “sino que hemos vuelto al modelo presencial, que es tan fundamental para consolidar las relaciones humanas y potenciar la innovación”.

Conesa aseguraba que el exitoso recorrido del evento se fundamenta en tres factores: la internacionalidad, la ambición y la importancia. Para Ugo Valentí, director del SCEWC, las claves se le parecen: “Nosotros vimos claro que teníamos que darle mucha prioridad al congreso y hacerlo con la más alta participación de ponentes para crear un debate de alto nivel que fuera una referencia en el intercambio de conocimiento en la gestión de ciudades”.

El acto, que este año abrió con el lema 10 Años liderando la revolución urbana — Somos las ciudades que hacemos, logró reunir un año más al ecosistema de innovación urbana reconectándolo en torno a una serie de ejes temáticos principales con la participación de más de 350 ponentes.

Por un lado, el Congreso de Ciudades Inteligentes abordó los desafíos urbanos clave a través de un programa de conferencias estructurado en ocho temas: tecnologías habilitadoras, energía y medio ambiente, movilidad, gobernanza, vida e inclusión, economía, infraestructura y edificios, y seguridad y protección.

Por el otro, se incorporó un nuevo congreso temático, el Tomorrow Mobility World Congress (TMWC), constituido por la Fira y el laboratorio europeo instalado en Barcelona, el EIT Urban Mobility. TMWC nació con la voluntad de dar soluciones a los nuevos retos que presenta la movilidad urbana a través de aspectos como la micromovilidad, el transporte público, la automoción, el reparto a domicilio o las infraestructuras inteligentes.

La inteligencia la tienen las personas; y nosotros siempre hemos defendido modelos de innovación urbana que pongan a las personas en el centro

Asimismo, se inauguró el PUZZLE X, un certamen innovador y disruptivo que pretendía captar el potencial de los materiales de frontera para crear un ecosistema global y transformar las industrias de energía, movilidad, salud, transporte, construcción, electrónica, textil o el sector de conectividad, entre otros. PUZZLE X lanzó también una incubadora orientada a apoyar a startups de materiales de frontera en biotecnología, nanoelectrónica y aplicaciones de grafeno, y facilitó que presentaran sus productos ante un panel internacional de inversores desde Silicon Valley hasta Europa y Asia.

“Barcelona es el sitio idóneo para organizar este tipo de eventos,” señaló Ugo Valentí. “Por tamaño, cultura, logística... Es la suma de muchos factores juntos lo que la convierten en una ciudad ideal para reunir al ecosistema de innovación urbana. Y después de 18 meses, necesitábamos esta reunión presencial más que nunca”. “Es importante constatar que el concepto de ciudades inteligentes va más allá de la tecnología aplicada a las urbes, como muchos piensan”, advierte Pilar Conesa. “La inteligencia la tienen las personas; y nosotros siempre hemos defendido modelos de innovación urbana que pongan a las personas en el centro”.

“Durante estos 10 años de recorrido, hemos pasado de imaginar ciudades utópicas a ver las que mejoran la vida de la gente”, recalca Valentí. “Fomentamos la reflexión sobre cómo construir sociedades inteligentes para urbes innovadoras y sostenibles; y entendimos que necesitábamos poner a los ciudadanos en el centro de la discusión, porque la tecnología es solo un instrumento, útil y necesario, sí; pero en definitiva, solo un medio para llegar a este fin”.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS