Una foto con Arnaldo Otegi pone en apuros a un pelotari del PP

Augusto Ibáñez, 'Titín III', concejal en Logroño, acudió al penal en diciembre de 2011 a un partido de exhibición

Augusto Ibáñez, entre Arnaldo Otegi y Arkaitz Rodríguez, en la cárcel de Logroño en una foto difundida por el entorno del exdirigente de Batasuna.
Augusto Ibáñez, entre Arnaldo Otegi y Arkaitz Rodríguez, en la cárcel de Logroño en una foto difundida por el entorno del exdirigente de Batasuna.

El viernes 2 de diciembre de 2011, el pelotari riojano Titín III acudió a la cárcel de Logroño y, tras una exhibición ante los reclusos, firmó autógrafos y se hizo una foto con algunos de ellos. La versión oficial de lo ocurrido ese día, sin embargo, adquiere otra dimensión si se añaden dos datos. El pelotari se llama Augusto Ibáñez Sacristán y es concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de Logroño y, sobre todo, posó entre el exdirigente de Batasuna Arnaldo Otegi y Arkaitz Rodríguez, condenado por el caso Bateragune.

Fue el entorno del propio líder abertzale, en el perfil de Twitter que lleva su nombre, el que difundió la imagen la madrugada del miércoles, poniendo en apuros al edil y desencadenando especulaciones en un momento clave para la consolidación definitiva del final del terrorismo de ETA, ante lo que Interior ha aclarado que, “en ningún caso, el pelotari acudió al centro a entrevistarse con un recluso”. Ibáñez ha calificado en conversación telefónica de “indecencia” la utilización pública de la instantánea. Desde hace más de una década, este pelotari, que en abril logró su cuarto título de Parejas y en 2007 se proclamó campeón del llamado torneo del Cuatro y Medio de Euskadi, imparte cursos de pelota vasca en instituciones penitenciarias.

Después de cada partido, relata, se suele seguir un ritual que consiste en firmar la pelota y sacar una fotografía a los que participan en la exhibición. Reconoce que el pasado diciembre coincidió con Otegi y Rodríguez, lo que considera una “anécdota” a la que quiere restar importancia.

La dirección del PP de La Rioja solo ha tardado unas horas en salir en defensa del concejal, que desde las elecciones del 22-M se sienta en el pleno del Ayuntamiento de Logroño, gobernado por la popular Cuca Gamarra. El partido ha denunciado en un comunicado que la exhibición de Ibáñez se ha convertido en objeto “de una manipulación asquerosa”. También trasladó su “apoyo a Titín III", al que consideran “víctima de los intereses de Otegi por colaborar en una actividad altruista relacionada con el deporte”. “El entorno etarra”, razonan fuentes populares, se ha “aprovechado de su buena fe” y “ha querido publicitar la imagen para sacarla de contexto y utilizar así la figura de Tintín III y vincularlo a su condición de concejal del PP”.

En la misma línea que Ibáñez, los populares explican que este y otros pelotaris de su escuela llevan años respondiendo “a la solicitud del centro penitenciario dentro de las actividades de carácter cultural y social que allí se celebran”. Desde Instituciones Penitenciarias abundaron en la defensa cerrada del edil, que según explicaron “acudió al centro para realizar una exhibición de la pelota vasca por razones humanitarias y con la única intención de distraer a los reclusos ante la proximidad de las Navidades”. “Al concluir la exhibición”, precisaron, “se acercaron algunos internos y se hizo varias fotografías con los mismos”. Lo que se acabó convirtiendo en la pelota quizá más envenenada para Titín III.

El pasado 9 de mayo el Tribunal Supremo falló a favor de mantener en prisión a Arnaldo Otegi hasta abril de 2016, por su intento de reconstruir la ilegalizada Batasuna a través de Bateragune, según la sentencia dictada este miércoles, que le reduce de 10 a 6 años y medio la pena impuesta por la Audiencia Nacional, al considerarle mero “integrante” en vez de “dirigente” de la organización terrorista ETA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS